Publicado 28/03/2015 03:43CET

Chile eleva a diez el número de muertos por las lluvias torrenciales

Inundaciones en Chile
REUTERS

SANTIAGO, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un total de diez personas han muerto a causa de las lluvias torrenciales que han azotado la región de Atacama, en el norte de Chile, durante los últimos cuatro días, de acuerdo con el balance de víctimas, que ha sido actualizado este viernes por la noche por el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy.

Aleuy también ha indicado que aún hay 19 personas de Atacama en paradero desconocido desde el inicio de este frente frío, según ha informado el diario chileno 'La Tercera'. Hasta el momento el Gobierno chileno ha distribuido 275 toneladas de ayuda humanitaria en la zona.

Por su parte, el director de la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI), Ricardo Toro, ha especificado que tres de los fallecidos eran de la región de Antofagasta, donde en las últimas horas se han encontrado dos cadáveres, y los otros seis, de Atacama.

"En la medida que vayamos despejando las rutas, las vías y las zonas anegadas, puede ser que tengamos una cifra superior de fallecidos o desaparecidos, pero esa es una contabilidad que haremos en el transcurso del día y en particular en la noche", ha alertado.

Además, los equipos de emergencias han tenido que rescatar a cientos de personas que se habían quedado aisladas por las intensas precipitaciones. Asimismo, hay 1.500 personas que han sido evacuadas y están en albergues municipales.

La peor situación se vive en las comunas de Copiapó, Tierra Amarilla y Alto del Carmen, que han sido declaradas zona de catástrofe. En estas localidades, a las que se suma la comuna de Diego de Almagro, también se ha declarado la alerta sanitaria.

Para toda la región de Atacama, la presidenta chilena, Michelle Bachelet, ha declarado el estado de excepción constitucional "lo que significa que en este momento las Fuerzas Armadas toman el control del orden público".

Bachelet viajó el miércoles a la zona para constatar los daños 'in situ'. "Se está haciendo todo lo posible para llegar a los lugares afectados", dijo al tiempo que alertó de que "los ríos siguen avanzando". "Es una situación tremenda", dijo.

La jefa de Estado ha anunciado este viernes que permanecerá en el norte de Chile hasta que la situación esté controlada y ha adelantado que el Gobierno prepara ayuda económica de urgencia, sobre todo para alquiler de viviendas en el caso de los damnificados.

Estas lluvias torrenciales son las peores que vive el país suramericano en ocho décadas. El agua caída en los últimos tres días equivale a la de dos años. "Este es el mayor desastre pluviométrico que hemos tenido", han dicho desde la ONEMI.

Para leer más