Publicado 25/04/2016 18:08CET

China mantiene bajo arresto domiciliario a una abogada defensora de los Derechos Humanos

PEKÍN, 25 Abr. (Reuters/EP) -

Las autoridades chinas han puesto bajo arresto domiciliario a la abogada Ni Yulan y han impedido que recibiera visitas de diplomáticos. Esto ocurre semanas después de que el Departamento de Estado de Estados Unidos la condecorara por su valentía.

Ni Yulan es conocida por defender los derechos de la gente expulsada de sus hogares para que el Estado pueda construir determinadas infraestructuras, y lleva bajo arresto domiciliario 12 días, tal y como ha comentado a Reuters.

Las autoridades chinas no permitieron que el mes pasado Ni viajara para recibir el Premio Internacional de Mujeres Valientes que da el Departamento de Estado de Estados Unidos a las mujeres que luchan por los Derechos Humanos, así como por la justicia y la igualdad de género.

El Ministerio de Asuntos Exteriores chino ha declarado que las autoridades actuaron de acuerdo a la legislación china y la Policía de Pekín no ha hecho comentarios al respecto.

Cinco diplomáticos de Alemania, Canadá, Francia y Suiza han intentado visitar a Ni a lo largo del fin de semana pero no se les permitió acceder a la vivienda. "Agentes vestidos de paisano les prohibieron el paso", ha afirmado Ni.

Aunque no se pudo contactar con la Embajada de Estados Unidos para hacer comentarios al respecto, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, declaró que Ni pagó un "precio alto" por su activismo.

Ni se encuentra en silla de ruedas a causa de una paliza propinada por un policía en 2002 por haber estado grabando la demolición de la vivienda de un cliente. También ha comentado que es muy probable que acaben echándola de su casa, pero que las autoridades no le permiten salir en busca de una nueva vivienda.

Desde que Xi Jiping accedió a la presidencia de China, las autoridades han detenido o encarcelado a decenas de abogados y defensores de los Derechos Humanos en un intento generalizado de paliar la disidencia.

A Ni la han encarcelado en diversas ocasiones. La primera en 2002, y más adelante, en 2008, fue encarcelada por defender los derechos de las personas expulsadas de sus hogares para crear las infraestructuras de las Olimpiadas de Pekín ese mismo año.

Para leer más