Actualizado 01/12/2008 10:00:51 +00:00 CET

China.- Pekín reacciona molesta a las condenas internacionales tras la ejecución del supuesto espía

PEKÍN, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

China rechazó hoy las críticas de Occidente por la ejecución de un médico acusado de espiar para Taiwán, tras un juicio que supuestamente no se había ajustado a las garantías mínimas del Derecho Internacional. El país asiático ha insinuado, además, que las conversaciones bilaterales en materia de Derechos Humanos podrían verse afectadas.

"La acusación contra las autoridades judiciales chinas irrumpe de forma brutal en la soberanía legal nacional, pisotea el espíritu del Estado de Derecho y mina la base del desarrollo saludable de las conversaciones bilaterales en materia de derechos humanos", ha declarado hoy el Ministerio de Exteriores a través de Qin Gang, uno de sus portavoces.

"El juicio fue justo y los derechos del acusado estuvieron protegidos. China es un Estado de derecho y Wo un ciudadano chino. Las pruebas sobre él crimen que había cometido quedaron confirmadas", agregó Qin, por medio de un comunicado recogido por la agencia oficial Xinhua.

El fallo judicial contra Wo Weihan señalaba que el médico "podría" haber hablado el estado de salud de altos dirigentes chinos y había enviado información sobre una revista "clasificada" que, de hecho, era de consulta pública en la Academia China de Ciencias.

Wo había confesado su crimen mientras estuvo en prisión aunque, presuntamente tras ser torturado en la cárcel, y se desdijo de sus declaraciones durante el juicio. Su salud se deterioró rápidamente tras ser encarcelado, a principios de 2005; de hecho, el médico sufrió un derrame cerebral apenas al mes de ser detenido.

Su caso recibió una cobertura especial tras la petición de ayuda pública de sus hijas, ambas nacionalizadas austriacas. Tanto Austria como la Unión Europea han condenado el procedimiento, y EEUU también ha manifestado sentirse "profundamente afectada" por los hechos. El portavoz de Exteriores chino, sin embargo, ya había advertido de que "sólo porque Wo Weihan tenga familiares extranjeros no significa que su caso debería ser llevado de forma diferente".

La repentina ejecución (que se produjo además, cuando el Ministerio de Exteriores ya había aceptado un segundo encuentro de Wo con sus familiares, que nunca se produjo), también podría ser interpretado como un nuevo varapalo de China a la UE por el encuentro del dirigente galo y presidente de turno europeo, Nicolas Sarkozy, con el Dalai Lama en Polonia.