El cólera amenaza a los supervivientes del tifón que ha arrasado Vanuatu

Efectos del paso del tifón 'Pam' por Vanuatu
Foto: POOL NEW / REUTERS
Actualizado 16/03/2015 19:07:25 CET

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Las enfermedades relacionadas con la falta de agua potable, saneamiento e higiene son ahora la principal amenaza para los supervivientes del paso del tifón 'Pam' por el archipiélago de Vanuatu, según la ONG Oxfam.

   "La necesidad de ayuda humanitaria en respuesta a esta crisis es enorme. Los equipos de Oxfam (Oxfam Intermón en España) en el terreno informan que hay una necesidad urgente de agua potable, letrinas, tabletas de purificación de agua y kits de higiene", explica la organización.

   "La primera emergencia fue la noche del viernes con la llegada del ciclón Pam, ahora la segunda emergencia son las posibles enfermedades a causa de la falta de agua, saneamiento e higiene", ha explicado el director de Oxfam en Port Vila, Colin Collett Van Rooyen, según una nota de Oxfam.

   El agua potable, el saneamiento y el material para la higiene también son una necesidad importante para las personas que se han quedado sin hogar y para aquellos que se encuentran en los centros de evacuación, donde simplemente no hay suficientes baños ni agua limpia para la cantidad de personas en esas instalaciones, explica Oxfam.

LLEGAN LOS PRIMEROS CARGAMENTOS DE AYUDA

   Equipos de emergencia humanitaria adicionales de Oxfam han llegado en la mañana de este lunes junto con 17.500 kilos de ayuda australiana. El domingo ya llegaron más materiales de ayuda y se espera que en los próximos días y semanas lleguen más cargamentos de Australia, Nueva Zelanda y Reino Unido.

   "La ayuda de Australia y Nueva Zelanda que está empezando a llegar ahora es muy bienvenida, pero por supuesto que se necesita mucho más", ha señalado Van Rooyen.

   La devastación ha sido "catastrófica" en las islas de Erromango y Tanna, en el sur del archipiélago. "Todas las escuelas han sido destruidas, los centros de evacuación están completos y los centros de salud han sido dañados", ha apuntado Van Rooyen.