Actualizado 16/05/2007 22:44 CET

Colombia.- Insulza asegura que las FARC no han tenido la disponibilidad de entrar en un proceso de paz con el Gobierno

ROMA, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, aseguró hoy que la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) no han tenido la plena disponibilidad para concretar un proceso de paz con el Gobierno colombiano.

"Las FARC no han estado disponible para entrar a un proceso de paz", indicó Insulza durante una charla ofrecida en el Instituto Italo Latinoamericano (IILA) de Roma, al atribuirle a este grupo rebelde la ausencia de diálogo con el Gobierno de Álvaro Uribe "como sí sucede con (la guerrilla) del Ejército de Liberación Nacional (ELN)".

En su opinión, pese a estos obstáculos en Colombia ha habido un progreso en la consolidación de los procesos de paz, no obstante, considera que el factor decisivo será "la reinserción plena a la vida civil de los grupos desmovilizados", incluyendo las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

El Gobierno de Uribe intenta encaminar un proceso de paz con las FARC para lograr el canje humanitario de unos 57 políticos y personalidades importantes --entre las que se encuentra la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt y tres norteamericanos-- a cambio de la excarcelación de algunos rebeldes.

El pasado viernes, el alto comisionado de paz, Luis Carlos Restrepo, anunció que comenzará a analizar los mecanismos legales para liberar a algunos de los guerrilleros que están detenidos en las prisiones de Colombia, para así poder acelerar el canje de secuestrados.

"Vamos a empezar de manera inmediata los contactos con las autoridades nacionales", declaró Restrepo a los medios locales, tras indicar que "la instrucción" que recibió de Uribe es que "se logre el procedimiento jurídico adecuado para la liberación de las personas recluidas en las cárceles".

De esta manera, explicó que el proceso de excarcelación de los rebeldes se realizará en dos fases y bajo la custodia de la Iglesia Católica. "De esta forma, el Gobierno quiere allanar el camino para que haya un gesto de las FARC que permita la liberación de los secuestrados"", expresó.