Los combates entre las tropas colombianas y el ELN dejan cerca de 4.000 personas confinadas en Chocó

Publicado 16/09/2019 19:32:35CET
Guerrillero del ELN
Guerrillero del ELN - REUTERS / STRINGER . - Archivo

MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

Unas 4.000 personas han quedado confinadas en trece comunidades del departamento colombiano de Chocó (noroeste), debido a los combates entre las Fuerzas Armadas y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), según ha alertado la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

En su último balance, la OCHA cifra en al menos 3.816 las personas confinadas en siete comunidades del Medio San Juan y seis de Istmina, debido a "las diferentes restricciones de acceso a bienes, servicios y medios de vida, y a las limitaciones en la movilidad de la población afectada".

A ello se suman 307 personas "desplazadas masivamente", incluidos al menos 140 niños y adolescentes y cuatro mujeres lactantes, que han tenido que abandonar la comunidad Noanamá, en el Medio San Juan, rumbo a la cabecera municipal de Istmina donde han sido alojados por el Consejo Comunitario.

Los combates comenzaron el pasado 26 de agosto y desde entonces se han registrado al menos tres enfrentamientos, además de "otras acciones de violencia armada como amenazadas, intimidaciones, restricciones al acceso y a los medios de vida en la población civil y presencia de minas antipersona y municiones sin explotar".

La OCHA ha considerado que, casi un mes después, que "persisten las necesidades en materia de protección y seguridad de la población civil, dados los riesgos ante la posible ocurrencia de nuevos combates, accidentes con minas antipersona y municiones, posible reclutamiento (...) y control social".

Además, ha indicado que, "debido al incremento de la población en situación de confinamiento y desplazamiento, se requiere un mayor abastecimiento de alimentos, ya que persisten las restricciones a la movilidad de las poblaciones confinadas para realizar sus actividades de sustento diario, al igual que las limitaciones de acceso a los medios de vida y las condiciones de vida digna".

También "se evidencian necesidades en materia de educación en emergencias como la reactivación de las jornadas escolares y medidas de protección tanto para estudiantes como para docentes, debido a que al menos 1.800 niños y adolescentes se encuentran con restricciones de acceso a jornadas educativas", ha añadido.

El Defensor del Pueblo en Chocó, Luis Murillo, ha confirmado a 'El Colombiano' el "alto riesgo" en el que están estas comunidades subrayando que no solo está presente el ELN, sino también las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) y "hay información de que está subiendo un grupo de disidentes (...) de las FARC".

Por su parte, el comandante de la Séptima División del Ejército, general Juan Carlos Ramírez, ha recalcado al diario colombiano que las fuerzas de seguridad actúan en Chocó para frenar a los grupos armados y llevar al Estado a estas zonas remotas. "No es solo actuar militarmente, sino recuperar la tranquilidad", ha defendido.

Colombia sufre una ola de violencia desde la firma en 2016 del acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC debido a la pugna entre grupos rivales, entre los que destacan el ELN y las disidencias de las FARC, por hacerse con los antiguos negocios de la extinta guerrilla, incluido el narcotráfico.

Contador

Para leer más