Condenan a un año de cárcel a un búlgaro por predicar el Islam radical

Publicado 19/03/2014 18:11:28CET

SOFIA, 19 Mar. (Reuters/EP) -

Un hombre de nacionalidad búlgara ha sido condenado este miércoles a un año de prisión por predicar un discurso musulmán radical. El caso ha sido visto como un reflejo de las delicadas relaciones que guardan la minoría musulmana del país balcánico con la mayoría cristiana ortodoxa.

El juicio ha provocado una oleada de protestas en ambas comunidades. Entre las manifestaciones nacionalistas destaca el papel del partido VMRO, que mostró su apoyo a la condena en un intento por ganar votos en las elecciones al Parlamento Europeo del próximo mes de mayo, según declaró un analista político.

El juicio se ha llevado a cabo en la localidad de Pazardzhik, en el sur de Bulgaria. Según la sentencia, "Ahmed Mussa ha sido encontrado culpable de pertenecer a una organización ilegal y de difundir una ideología antidemocrática que incita al odio religioso".

Mussa, que ya fue multado con 5.000 leva (2.550 euros), pasará cuatro años en la cárcel porque contaba con una sentencia suspendida del año 2003 por la misma causa.

También han sido condenados otros doce hombres, la mayoría líderes religiosos, junto a una mujer, por defender una versión radical del Islam entre los años 2008 y 2010. Dos personas han recibido pena de cárcel aunque no entrarán en prisión, mientras que el resto han sido multados.

Mussa, que se convirtió al Islam en el año 2000 mientras trabajaba en Viena, volvió a Bulgaria para estudiar en una escuela coránica de la localidad de Sarnitsa. Durante este tiempo recibió sus enseñanzas por parte de un profesor saudí, el imán Said Mutlu, que se encuentra entre los condenados el miércoles.

El grupo fue acusado de trabajar con un brazo no registrado de Al Waqf Al Islami, una fundación musulmana "ultra conservadora" asentada en Países Bajos y financiada principalmente por "círculos salafistas" procedentes de Arabia Saudí, según el juzgado que ha llevado el caso.

Bulgaria es el único país de la Unión Europea donde el Islam no ha aparecido como fruto de la inmigración, ya que cuenta con una historia centenaria heredada de la presencia otomana en el país europeo hasta el año 1878. La comunidad musulmana llega a representar a un 12% de los 7,3 millones de habitantes que hay en Bulgaria.

El juicio recuerda a muchas personas a la purga que se llevó a cabo contra la población musulmana durante la década de los ochenta por parte de las autoridades comunistas. Durante ese tiempo se obligó a miles de musulmanes a cambiar su identidad por nombres búlgaros y más de 300.000 personas tuvieron que salir del país balcánico como resultado de esta campaña liderada por el último dictador búlgaro, Todor Zhivkov, quien pretendía reavivar la cultura tradicional de Bulgaria.

Para leer más