Actualizado 25/01/2016 21:36 CET

El Consejo de Seguridad de la ONU da luz verde a la misión de verificación en Colombia

  Santos y Timochenko
ALEXANDRE MENEGHINI / REUTERS

NUEVA YORK, 25 Ene. (Reuters/EP) -

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha aprobado este lunes la solicitud cursada por el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para crear una misión de verificación de la tregua y la entrega de armas.

Los 15 miembros del máximo órgano ejecutivo de la organización internacional han votado unánimemente a favor de la resolución propuesta por Reino Unido.

De acuerdo con el texto adoptado, será una "misión política" formada por "observadores internacionales desarmados" que se desplegará tras la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC para un periodo inicial de 12 meses, prorrogables a petición de las partes.

El Consejo ha pedido al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, que inicie ya los preparativos, "también sobre el terreno", para "dar recomendaciones detalladas" a los 15 miembros acerca de las cuestiones técnicas de la misión.

Además, han otorgado a Ban una función de control sobre la futura misión ya que, una vez puesta en marcha, deberá informar al Consejo cada 90 días sobre sus progresos.

El Consejo ha accedido igualmente a que los países miembro de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) participen en la misión, tal y como habían propuesto el Gobierno y las FARC.

MISIÓN DE VERIFICACIÓN

Las partes acordaron la semana pasada "crear un mecanismo tripartito de monitoreo y verificación del acuerdo sobre el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y la dejación de las armas, que genere confianza y dé garantías para su cumplimiento".

Entonces detallaron que el mecanismo estaría formado por representantes del Gobierno y las FARC y tendría también un "componente internacional": "una misión política" integrada por observadores de Naciones Unidas y de países miembro de la CELAC.

En estos tres años de negociaciones de paz el Ejecutivo de Juan Manuel Santos y la guerrilla han alcanzado cuatro acuerdos parciales --desarrollo agrario y rural, participación política, cultivos ilícitos y víctimas-- pero aún quedan por cerrar los referidos al fin del conflicto y a la ratificación y verificación de lo pactado.

Las partes se han puesto como fecha límite para sellar la paz el próximo 23 de marzo, por lo que han decidido acelerar el ritmo de las conversaciones en La Habana. Hasta entonces, todo lo pactado permanecerá en el aire, dado que negocian bajo el principio de que 'nada está acordado hasta que todo esté acordado'.

Para leer más