Correa dice que asumirá el coste político de la reforma tributaria en Ecuador

Publicado 12/06/2015 1:11:55CET
El presidente de Ecuador, Rafael Correa
PRESIDENCIA DE ECUADOR

QUITO, 12 Jun. (Reuters/EP) -

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha dicho este jueves que asumirá el coste político de redistribuir la riqueza y ha defendido su propuesta tributaria, que sube impuestos a la herencia y a la venta de inmuebles, y que ha molestado a opositores, empresarios y otros sectores que piden respeto a su patrimonio familiar.

Las reformas que se tramitan en la Asamblea Nacional buscan elevar la tasa y el monto base para el impuesto a la herencia y fijar un tributo del 75 por ciento para los ingresos extras por la venta de inmuebles.

"Sabíamos que iba a haber coste político, lo más fácil era no hacer nada (...) Estamos para jugarnos la vida para tener un país más justo. Sabíamos que estábamos poniendo el dedo en la llaga, pero no sabíamos que la llaga estaba tan ardiente", ha dicho Correa a periodistas en Bélgica, donde participa de la Cumbre Celac-Unión Europea.

Desde la noche del lunes se han producido protestas callejeras en varias ciudades en rechazo a las reformas que, según el Gobierno, sólo afectará a un 2 por ciento de la población --en el caso de las herencias--.

El movimiento político de Correa, por su parte, ha convocado a sus seguidores a contrarrestar las marchas opositoras.

Los empresarios han cerrado filas en contra del Gobierno y han pedido este mismo jueves en una rueda de prensa el archivo de las polémicas reformas con carteles que decían: "Mi trabajo es para mis hijos".

"Este proyecto de ley no hay que conversarlo más, hay que archivarlo", ha sentenciado el presidente de la asociación de empresarios Cámara de Guayaquil, Pablo Arosemena.

Para leer más