Crónica Finlandia.- Los finlandeses votan mañana en unas elecciones que se decidirán entre el centro y los conservadores

Actualizado 17/03/2007 18:19:54 CET

El partido conservador aumenta en intención de voto y su triunfo podría facilitar la entrada del país en la OTAN

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

Más de 2.000 candidatos de 18 partidos se presentan a las elecciones parlamentarias finlandesas de mañana domingo para renovar el órgano Legislativo de 200 escaños, como cada cuatro años, en unos comicios en los que cerca de 1,2 millones de finlandeses han depositado su voto de forma anticipada, según informaron esta semana fuentes de la Comisión Electoral.

Según un recuento preliminar de las votaciones anticipadas que se desarrollaron el pasado fin de semana y que finalizaron el día 13, el resultado de la totalidad de votos anticipados ascendió a más del 29 por ciento, cuatro puntos porcentuales más de los alcanzados hace cuatro años, y dos más que los registrados en 1999 de un total de 4,2 millones de votantes inscritos para votar en el país nórdico.

La coalición gobernante de centro-izquierda, que encabeza el primer ministro, Matti Vanhanen, del Partido del Centro, y su principal socio gubernamental, el Partido Socialdemócrata, se consolidan como los partidos con mayor respaldo electoral en las recientes encuestas de intención de votos publicadas en Finlandia, aunque les sigue, por poco margen, la principal formación política en la oposición, el Partido Conservador.

Si bien el Partido del Centro ha liderado la mayoría de las encuestas, casi siempre por delante de sus socios socialdemócratas, estos recientes sondeos demuestran que la ventaja de Vanhanen no es tan amplia como se creía.

Así, una encuesta publicada ayer viernes indicaba un 24,7 por ciento a favor del Partido del Centro, los mismos resultados que en las elecciones de 2003. Sin embargo, los socialdemócratas vieron como descendían hasta el 22,6 por ciento, dos puntos menos que hace cuatro años. El partido Conservador ha experimentado el mayor avance durante este período, desde el 18,6 por ciento en las últimas elecciones hasta el 22,1 por ciento obtenido en este último sondeo.

A pesar de este crecimiento de casi cuatro puntos, hoy sábado el primer ministro parecía impasible ante los buenos resultados en las encuestas. "Los sondeos son los sondeos, pero son los votos los que cuentan", afirmó Vanhanen.

Por su parte, el líder socialdemócrata, Eero Heinaluoma, afirmó que su partido no está afectado por el descenso experimentado en la intención de voto, y anunció su intención de entregar 100.000 rosas rojas antes del fin de campaña para intentar ganar nuevos votantes. "Vamos a reventar los sondeos. Mañana tenemos guardada una sorpresa", afirmó Heinaluoma hoy en Helsinki.

Gane quien gane, se esperan pocos cambios en la estructura política del país nórdico, de 5,3 millones de habitantes, que cuenta con una de las sociedades más homogéneas, una economía en constante expansión y con una política de seguridad social modélica. Por si fuera poco, y para completar esta balsa de aceite que es la política finlandesa, los principales partidos coinciden en la forma de abordar los problemas más importantes del país.

POLÍTICA EXTERIOR E INCORPORACIÓN A LA OTAN

Con este panorama de estabilidad, la única cuestión pendiente que queda por decidir es si Helsinki completará su entrada en el 'juego europeo' firmando su adhesión a la OTAN. Los conservadores están mucho más abiertos a esa incorporación, y una victoria facilitaría la entrada de Finlandia en la organización.

En este sentido, la mayoría de los expertos entrevistados por la Finnish Broadcasting Company (YLE) coinciden en que el Gobierno debería reexaminar su política exterior y de seguridad.

Los resultados de la encuesta, publicada el pasado jueves, consideran que Helsinki debería adquirir conciencia de su papel en Europa a raíz de las aspiraciones rusas para consolidar y ampliar su rol de superpotencia mundial en el siglo XXI. Además, los 48 expertos y los 21 diplomáticos entrevistados hubieran deseado que el tema de la OTAN hubiera sido tratado en mayor profundidad antes de las elecciones.

Una de las principales voces en contra de la incorporación es la del general retirado Gustav Hägglund, ex comandante del Ejército finlandés, que afirmó, el pasado jueves, que el país no obtendrá beneficios inmediatos si se apresura a convertirse en miembro de la OTAN.

Durante un encuentro de la Fundación para la Defensa Nacional del Centro de Finlandia, Hägglund opinó que, en la situación actual, cualquier ventaja a la hora de unirse a la organización internacional "sería bastante exigua". Además, consideró que la importancia de la política de seguridad de la OTAN, en lo que a Finlandia respecta, ha descendido año tras año.

El general, sin embargo, reconoció el valor intrínseco de una adhesión a la organización de países, reconociendo que "lo que realmente nos beneficiaría de nuestra adscripción es la posibilidad de participar en otras formas de cooperación". "Cualquier otro argumento es un argumento vació", señaló.

Los defensores de la entrada en la OTAN argumentan que Helsinki obtendría una mayor cantidad de información por parte de los servicios de inteligencia europeos, que contribuiría a elevar la seguridad del país en una época de crispación ante los atentados terroristas. El general Hägglund, sin embargo, argumentó que una mayor cantidad de información obtenida no sirve de mucho si no comienza a circular.

"He mantenido un contacto directo con países de la OTAN durante 10 años y he escuchado quejas constantes acerca de la nula distribución de (este tipo de) información", explicó el general. "Después de todo, ¿quién distribuiría unos datos de tal importancia nada menos que a 26 países?", se preguntó el general.

Además, Hägglund indicó que la capacidad finlandesa para influir en las decisiones de la OTAN "se vería muy limitada, porque sólo somos una fracción de la población que compone el total de la organización".

De todas formas, para Hagglund, el mayor "error de cálculo" que cometen los defensores de la incorporación finlandesa a la OTAN al entender la adhesión como un acto de precaución en caso de necesidad.

"Esa afirmación no tiene en cuenta que la situación mundial debería cambiar radicalmente para que los países de la UE se vean amenazados por un ataque militar", explicó el general retirado. "En ese caso, la OTAN nos aceptaría con alegría, al ser un país que se ha ocupado, de forma autónoma, de gestionar su política de defensa, a diferencia de otros países", dijo. En este sentido, la postura de Hägglund coincide con la de los líderes de los principales partidos políticos.

"Nuestra prioridad esencial, en este momento, es ocuparnos personalmente de nuestros sistemas defensivos, y promover la idea de convertir a la UE en un segundo pilar defensivo de la OTAN, parejo con Estados Unidos", señaló Hägglund.

POLÉMICO LIBRO

Política exterior aparte, estas elecciones, en definitiva, servirán para confirmar al primer ministro finés, Matti Vanhanen, como uno de los líderes europeos más admirados por su pueblo. Para muestra un botón: la publicación del polémico libro 'La Novia del Primer Ministro', escrito por Susan Kuronen, ex novia de Vanhanen, ha sido objeto de numerosas críticas antes de su publicación, y la popularidad del primer minstro se ha visto disparada a raíz de este tema.

Según las encuestas, y a pesar de que el libro se convirtió rápidamente en un best-seller, muchos finlandeses creen que Kuronen se "excedió" a la hora de publicar los detalles de su romance con Vanhanen. Varias librerías se negaron a publicar el libro, y unas 45.000 expresaron su apoyo al primer ministro por internet.

"Diría que su popularidad ha mejorado directamente a causa de ello", afirmó el profesor de ciencias políticas de la Universidad de Helsinki, Jan Sundberg.