Cruz Roja denuncia el desvío ilegal de más de cuatro millones de euros destinados a la lucha contra el ébola

Nubia, el último paciente de ébola en Guinea.
SAM PHELPS
Actualizado 05/11/2017 11:20:30 CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) ha revelado que más de cinco millones de dólares (unos 4,3 millones de euros) destinados a la lucha contra el brote de ébola de hace tres años han sido desviados de manera ilegal a Guinea, Liberia y Sierra Leona, según un comunicado de la organización, que se ha declarado "indignada por el descubrimiento de estos fraudes" y ha decidido perseguir judicialmente a las personas involucradas.

Durante el brote de ébola, entre 2014 y 2016, Cruz Roja donó decenas de millones de euros a las sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja en Guinea, Liberia y Sierra Leona, los tres primeros países afectados por la enfermedad. Sin embargo, más de cinco millones desaparecieron como consecuencia de "múltiples tramas" que habrían involucrado a funcionarios de estos países con la posible complicidad de trabajadores humanitarios.

"El fraude tuvo lugar de muchas maneras", ha declarado el subsecretario general de la Federación Internacional de la Cruz Roja, el doctor Jemilah Mahmood. "No es la propia organización la que está involucrada, son individuos dentro de la organización que han sido deshonestos y han encontrado formas de robar dinero", ha añadido.

"Lo que encontramos a través de las auditorías es diferente cada vez: en Liberia, ha sido una cuestión de sobrefacturación y pago de bonos a los voluntarios; en Sierra Leona, un fraude de transacciones internacionales con la complicidad de un banco; en Guinea, problemas de aduanas. Y estamos viendo otros problemas potenciales de la contratación pública", ha explicado en la nota recogida por Radio Francia Internacional.

En Cruz Roja, dice Mahmood, la sensación predominante es la de indignación. "Nadie quiere ningún fraude, todos estamos furiosos. Tenemos la impresión de que no solo nos han robado dinero, sino que nos han privado de la oportunidad de ayudar a personas que necesitaban seriamente nuestra ayuda, y eso es lo realmente inaceptable", ha lamentado.