Cuatro mujeres transgénero acceden con escolta policial al templo hindú de Sabarimala (India) para rezar

Hindúes durante una protesta frente al templo de Sabarimala
REUTERS / SIVARAM V - Archivo
Publicado 18/12/2018 23:51:52CET

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un total de cuatro mujeres transgénero a las que se había impedido entrar al templo hindú de Sabarimala han podido acceder este martes a las instalaciones para rezar, según ha informado la cadena de televisión NDTV.

Las cuatro mujeres, Ananya, Avanthika, Renjumol y Trupti, han rezado vestidas con los 'saris' negros tradicionales en medio de un gran despliegue policial, después de que los agentes las escoltaran hasta el lugar, en el estado de Kerala (sur).

Las mujeres llegaron a primera hora del día a Pamba, el campamento base del templo, antes de iniciar el ascenso de cinco kilómetros hasta Sabarimala. El domingo, la Policía les impidió entrar citando la legislación y otros posibles problemas.

El Tribunal Supremo de India anunció en noviembre que revisará en enero los recursos presentados contra una sentencia que autorizaba la entrada de niñas y mujeres de entre 10 y 50 años en el templo hindú, destino cada año de decenas de millones de peregrinos.

El máximo tribunal resolvió el 28 de septiembre que la prohibición era ilegal, pero el levantamiento de los vetos se tradujo en una ola de protestas y en una batería de recursos que finalmente se analizarán en una vista pública el próximo 22 de enero.

En algunas comunidades hindúes, la menstruación está asociada con la impureza, lo que conlleva restricciones por edad como la de Sabarimala. Los responsables del templo argumentan que la prohibición tiene siglos de historia y es esencial para los ritos vinculados al dios Ayyappan, considerado célibe.

Grupos conservadores organizaron durante estas últimas semanas un boicot para que la medida siguiese en vigor, lo que ha derivado en enfrentamientos con la Policía y ataques contra vehículos. Así, y pese a la sentencia, ninguna mujer de menos de 50 años ha podido acceder al templo.

Algunos de los manifestantes, entre los que hay miembros de organizaciones como el gubernamental Partido Popular de India (BJP) --con tintes nacionalistas hindúes--, han llegado a amenazar con suicidarse en grupo para evitar la entrada de las mujeres al lugar.

De hecho, el sacerdote del templo, Kandaru Rajivaru, pidió en octubre a las mujeres de entre 10 y 50 años que no acudan al lugar. "Respetamos el veredicto del Tribunal Supremo, pero considerando los sentimientos de los devotos y la tradición y rituales, pido humildemente (a las mujeres) que no vengan a Sabarimala", dijo.

"Es nuestro deber y responsabilidad llevar a cabo los rezos mensuales y otros rituales. No romperemos la costumbre", remachó. En respuesta, el ministro principal de Kerala, Pinarayi Bijayan, resaltó que los grupos hindúes que se están manifestando "obstruyen el paso a los creyentes y difunden el terror".

El fallo fue uno más dentro de la batería de sentencias aprobadas por el Tribunal Supremo indio en las últimas semanas y que amplía los derechos sociales de colectivos históricamente desfavorecidos. A la reciente legalización de las relaciones entre personas del mismo sexo se sumó posteriormente la despenalización del adulterio.

Contador