Los cultivos ilegales de hoja de coca crecieron un 9% en Perú durante 2016

Indígenas con hojas de coca en Perú
REUTERS / ENRIQUE CASTRO-MENDIVIL
Actualizado 05/12/2017 21:30:47 CET

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los cultivos ilegales de hoja de coca, materia prima para la fabricación de cocaína, crecieron un nueve por ciento en Perú durante 2016, tras cuatro años consecutivos de bajada, según un informe elaborado de forma conjunta por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNDOC) y el Gobierno peruano que se ha difundido este martes.

De acuerdo con datos de la ONU y el Ejecutivo, las hectáreas cultivadas de hoja de coca han pasado de 40.300 a 43.900 entre 2015 y 2016. En concreto, señala la zona del Valle de los Ríos Aputimac, Ene y Mantaro (VRAEM), donde la producción cocalera escaló un once por ciento.

Además, han detallado que, de las 105.960 toneladas de hoja de coca que se produjeron el año pasado --un diez por ciento más que en 2015--, 10.728 fueron utilizadas para la práctica tradicional de mascar coca y 163 para la producción industrial, ambos usos legales, mientras que 95.069 se destinaron al narcotráfico, el 77 por ciento en el VRAEM.

El representante de la UNODC en Perú y Ecuador, Kristian Hölge, ha indicado que, si bien es la cifra más baja de la región, las autoridades peruanas "deben estar alerta y esforzarse en mejorar las metodologías aplicadas y en usar nuevas tecnologías, así como en promover iniciativas de investigación" para apoyar el plan nacional antidrogas 2017-2021.

La UNODC ha destacado que, gracias al plan anterior, "en 2016 la erradicación fue considerable llegando a las 30.151 hectáreas" que se concentran en el VRAEM pero también en las localidades de Aguaytia, Alto Huallaga, Pichis-Palcazu-Pachitea, San Gabán y Orellana.