La delegación kurda acusa al Gobierno de "aislar" a Ocalan y alertan de que pone en peligro las negociaciones

Publicado 20/05/2015 7:31:09CET

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

La delegación kurda en el proceso de paz con el Gobierno de Turquía ha acusado este martes al Gobierno del Partido Justicia y Desarrollo (AKP) de "aislar" al líder del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), Abdulá Ocalan, alertando de que esto pone en peligro las conversaciones.

"El AKP ha puesto en marcha un nuevo sistema de aislamiento. Ha puesto sobre la mesa de negociaciones la carta del aislamiento para intentar detener el proceso", ha dicho el vicepresidente del grupo parlamentario del Partido Democrático del Pueblo (HDP), Idris Baluken, miembro de la delegación.

"Si la paz es el objetivo, pedimos al AKP que se aceque a Ocalan. Si Ocalan es la clave en este proceso, pedimos el fin de su aislamiento", ha agregado, según ha informado el diario turco 'Hurriyet'.

Las palabras de Baluken han llegado tras una reunión de la delegación con altos cargos de la Unión de Comunidades del Kurdistán (KCK) en las montañas de Kandil, en el norte de Irak, cerca de la frontera con Turquía.

Asimismo, ha manifestado que la KCK "está dispuesta a tomar medidas" y a convocar un congreso para abordar el abandono de las armas en caso de que el AKP dé nuevos pasos en el proceso de paz.

Por último, Baluken ha acusado al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de intentar poner fin al proceso de paz con sus recientes declaraciones en las que aseguró que "no hay mesa (de negociaciones) ni partes (participando n las mismas)".

Ocalan fue capturado en Kenia el 15 de febrero de 1999 en una operación que contó con la colaboración clave de los servicios secretos israelíes. Fue entregado a Turquía y condenado a muerte por traición y separatismo y desde entonces se encuentra preso en la isla cárcel de Imrali, en el mar de Mármara, donde es el único interno.

Desde que el PKK se alzó en armas en 1984 para reivindicar la independencia del sureste turco de mayoría kurda han perdido la vida por la violencia más de 40.000 personas.

El PKK declaró la tregua unilateral en agosto con la intención de mantenerla hasta las próximas elecciones generales turcas, previstas para el 12 de junio, para dar un margen al Gobierno para resolver el conflicto.

Los enfrentamientos e incidentes violentos se han reducido drásticamente desde la declaración del alto el fuego, pero el cese de acciones armadas del PKK ha coincidido precisamente con los meses del invierno, en los que tradicionalmente el grupo armado reducía su actividad.

Para leer más