Las detenciones de inmigrantes ilegales en EEUU registran la cifra más alta desde 2014

Afentes del ICE en EEUU
REUTERS - Archivo
Publicado 15/12/2018 5:25:36CET

WASHINGTON, 15 Dic. (Reuters/EP) -

Los miembros del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, según sus siglas en inglés) han detenido a más inmigrantes que se encontraban de forma ilegal en Estados Unidos desde el año hasta el 30 de septiembre de 2018, que cualquier otro año desde 2014, según ha informado este viernes la agencia.

Las 158.851 personas detenidas en el año fiscal de 2018 por el ICE representa un aumento del 11 por ciento en comparación con el año anterior, según datos de la agencia.

Las detenciones de inmigrantes por parte del ICE sin antecedentes penales pero que se encuentran en el país de forma ilegal han aumentado alrededor de un tercio en comparación con 2017, llegando a una cifra de 20.464 personas. Estas detenciones representan un 13 por ciento de todas las detenciones de inmigrantes realizadas por el ICE en 2017, comparado con el 11 por ciento el año anterior.

Otros inmigrantes detenidos por el ICE en 2017 fueron criminales condenados o tenían "cargos criminales pendientes" en el momento de su arresto, según datos del ICE, aunque esta última categoría puede incluir a personas que han sido detenidas por la Policía pero que aún no fueron acusadas por un delito real.

La cifra de personas con cargos pendientes detenidas por el ICE fue un 48 por ciento más alto en 2018 que en 2017, mientras que las detenciones de aquellos con condenas penales han disminuido ligeramente.

Aquellos con condenas penales representaron el 66 por ciento de todos los detenidos en 2017, mientras que aquellos con cargos "pendientes" representaron un 21 por ciento.

Bajo el mandato del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, las autoridades de inmigración estadounidenses han aumentado las detenciones y las deportaciones de personas que se encontraban de forma ilegal en el país, incluidas aquellas con algo o ningún tipo de historial criminal.

Los cargos o condenas penales más comunes en los detenidos por el ICE en 2017, según los datos de la agencia, eran conducir bajo la influencia de "drogas peligrosas", "delitos de tráfico" e "inmigración", que incluyen delitos como entrar de forma ilegal en el país, más de una vez, reclamar falsamente la ciudadanía estadounidense o "contrabando de extranjeros".