Detenido por corrupción el expresidente de Kirguistán entre las protestas de sus seguidores

Publicado 09/08/2019 14:00:57CET
El expresidente Almazbek Atambayev
El expresidente Almazbek AtambayevREUTERS / VLADIMIR PIROGOV

BISHKEK, 9 Ago. (Reuters/EP) -

El expresidente de Kirguistán Almazbek Atambayev ha sido detenido este jueves por cargos de corrupción por su presunta colaboración en la liberación de un preso convicto, con la dificultad añadida para las fuerzas de seguridad de que sus seguidores se manifestaban frente a la casa.

El exmandatario se entregó este jueves durante el segundo intento de la Policía para detenerlo en su casa, a las afueras de la capital, Bishkek. Sus seguidores habían conseguido detener el primer intento un día antes.

Los conflictos entre Atambayev y su sucesor al frente del país, Sooronbai Jeenbekov, de quien el propio Atambayev fue mentor, generan temor a una posible crisis política en el país de la antigua Unión Soviética, donde opera una base aérea militar rusa y una gran mina de oro administrada por Canadá.

Su abogado Sergei Slesarev ha declarado que le han acusado de cargos por corrupción, "aunque al principio solo le llamaron como testigo", y ha informado de que la detención está relacionada con la salida de prisión en 2013 de Aziz Batukayev.

Batukayev estaba preso por tenencia ilegal de armas y drogas y participación en disturbios masivos, por un supuesto cáncer terminal cuando llevaba aproximadamente media condena cumplida. Seis años después de su partida hacia Rusia, no han llegado noticias de su muerte por ninguna enfermedad.

El Ministerio del Interior ha dicho este viernes que creen que el expresidente fue quien dio personalmente la orden de liberar a Batukayev, aunque no ha indicado una relación específica entre los dos hombres. Antes de ser detenido, Atambayev ha declarado que los motivos de su arresto eran políticos.

El actual presidente contó con el apoyo de Atambayev en las elecciones de 2017, pero unos meses después Jeenbekov, que cuenta con el apoyo explícito de Rusia, expulsó del gabinete a todos los seguidores del expresidente.

Contador