Detenido uno de los dos sospechosos en el asesinato de dos investigadores de la ONU fugados en RDC

Publicado 08/05/2019 20:28:58CET

DAKAR, 8 May. (Reuters/EP) -

Las autoridades de República Democrática del Congo (RDC) han confirmado este miércoles la detención de uno de los dos sospechosos en el asesinato de dos investigadores de la ONU en 2017 que se fugaron el martes de prisión.

El hombre, identificado como Kanowa Tshiaba, ha sido detenido en la localidad de Kananga, bastión de la milicia Kamuina Nsapu, mientras que el segundo sospechoso, Evariste Ilunga Lumu, logró escapar por poco durante la operación.

"En el momento del arresto, (Tshiaba) estaba con Evariste Ilunga", ha dicho el fiscal militar de RDC, Timothee Mukuntu. "La población de Nganza --el barrio de Kananga donde tuvo lugar la operación-- se resistió para evitar que los agentes arrestaran a Ilunga", ha agregado.

Trésor Kabangu, abogado de Ilunga y Tshiaba en el juicio, que comenzó en junio de 2017, dijo el martes que un tercer imputado se había escapado de prisión, si bien Mukuntu ha negado este extremo.

Ilunga es el único de los más de diez acusados que ha admitido haber participado en el asesinato del estadounidense Michael Sharp y la sueca Zaida Catalan en marzo de 2017.

Ambos estaban investigando supuestas atrocidades en los enfrentamientos en la región de Kasai, en el centro del país, entre el Gobierno y la milicia Kamuina Nsapu.

Reuters y Radio France Internationale (RFI) revelaron en diciembre de 2017 que el informante que ayudó a Catalan y Sharp a planear su viaje el día antes de que partieran trabajaba entonces en los servicios de Inteligencia locales, el ANR.

Naciones Unidas y los grupos de Derechos Humanos han acusado a las fuerzas gubernamentales de implicación en atrocidades en el conflicto que Sharp y Catalan estaban investigando.

El Gobierno congoleño ha negado en el pasado cualquier responsabilidad por las fosas comunes que han aparecido en la región de Kasai y ha negado también que sus tropas hayan usado de forma sistemática la fuerza excesiva allí.

Contador