Publicado 16/01/2022 17:39

Detenido el hermano de un líder rebelde acusado de asesinatos en los campamentos de refugiados rohingya

Joven refugiado rohingya en el campo de refugiados de Cox's Bazar
Joven refugiado rohingya en el campo de refugiados de Cox's Bazar - ALLISON JOYCE / GETTY IMAGES

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Bangladesh ha anunciado este domingo el arresto de Mohamad Shah Alí, hermanastro de un conocido líder rebelde de una organización acusada de orquestar asesinatos y dirigir un negocio de narcotráfico en los abarrotados campos de refugiados de la minoría birmana rohingya.

Alí, detenido a primera hora de hoy por un batallón de élite de la Policía Nacional de Bangladesh, está emparentado con el líder del Ejército de Salvación Arakan Rohingya, o ARSA, organización que se autoproclama como garante de los derechos de esta minoría y que ha sido acusada por Naciones Unidas de buena parte de los delitos cometidos en el campamento de refugiados de Cox's Bazar, centro principal de alojamiento de los rohingyas en Bangladesh.

El detenido acabó bajo disposición policial tras un chivatazo en una operación que desembocó en la incautación de una cantidad indeterminada de armas y drogas, de acuerdo con el superintendente Naimul Haque en declaraciones al 'Dhaka Tribune'.

A la organización se le imputa el asesinato, el 29 de septiembre del año pasado, del líder civil rohingya conocido como Mohibulá, muerto a tiros en su oficina del campamento del subdistrito de Ukhiya, también en Cox's Bazar.

El 23 de octubre, seis personas murieron tras recibir varios disparos a su salida de una madrasa o escuela coránica de Ukhiya, en un ataque también atribuido a los miembros del ARSA.

Cientos de miles de rohingyas malviven hacinados en estos campamentos tras escapar de una operación del Ejército birmano, considerada por ONG internacionales como una campaña de limpieza étnica, y origen de un éxodo que comenzó hace cinco años y todavía dista de resolverse.

Los rohingyas son una minoría étnica de fe musulmana que se concentra en el estado birmano Rajine. Birmania les considera descendientes de inmigrantes ilegales procedentes de Bangladesh y no les reconoce como ciudadanos, privándoles con ello de derechos básicos.