Publicado 12/04/2020 21:39CET

Dimite el ministro del Interior de Turquía tras el fiasco del confinamiento de este fin de semana

Una mujer con mascarilla tras comprar en un comercio en Estambul
Una mujer con mascarilla tras comprar en un comercio en Estambul - Tolga Ildun/ZUMA Wire/dpa

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior turco, Süleyman Soylu, ha dimitido este domingo debido al fiasco del confinamiento de fin de semana anunciado el viernes dos horas antes de su entrada en vigor que propició que unas 250.000 personas salieran apresuradamente a la calle para aprovisionarse.

"La responsabilidad por la aplicación del confinamiento de fin de semana para prevenir la epidemia es absolutamente mía en todos su aspectos", ha explicado Soylu en un comunicado difundido en redes sociales.

"Las imágenes que se han dado en las primeras horas no se corresponden con un proceso perfectamente gestionado (...). No se deberían haber producido tales imágenes", ha señalado.

Soylu defiende que fue una medida adoptada "de buena fe" para frenar la epidemia y el contagio durante el fin de semana. "Que me perdonen nuestro presidente y nuestra Santa Nacional a la que jamás e intentado causar daño sea y a la seré leal hasta el fin de mi vida", concluye el comunicado.

El anuncio y el poco margen del mismo han sido muy criticados en todo el país y han señalado que la medida provocó un mayor riesgo de contagio en un momento en el que se fomentan el distanciamiento social y el confinamiento.

El confinamiento era para 31 de las provincias turcas, las más urbanizadas, y entró en vigor a las 24.00 horas del viernes, dos horas después de su anuncio.

Turquía ha confirmado este domingo 97 nuevas muertes por coronavirus, con lo que suma ya 1.198 fallecidos. Ademas hay casi 57.000 positivos de la nueva enfermedad.

Para leer más