Publicado 04/05/2021 17:16CET

Dimite el ministro de Sanidad de Irak tras el fuerte incendio registrado en un hospital de Bagdad

Archivo - Un trabajador médico en Irak con una donación de sangre de un paciente recuperado del coronavirus
Archivo - Un trabajador médico en Irak con una donación de sangre de un paciente recuperado del coronavirus - Ameer Al Mohammedaw/dpa - Archivo

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Sanidad de Irak, Hasán al Tamimi, ha presentado este martes su dimisión tras el fuerte incendio que tuvo lugar en un hospital de Bagdad el mes pasado y en el que murieron más de 80 personas.

El primer ministro del país, Mustafá al Kadhemi, ha aceptado su renuncia, tal y como ha confirmado su oficina y ha recogido la cadena de televisión Al Sumaria, que ha señalado que por el momento se barajan tres nombres para sustituirlo.

Las autoridades iraquíes declararon tres días de luto por el incendio, que se produjo en el Hospital Ibn al Jatib de Bagdad, que se centraba en la atención a pacientes con COVID-19.

En una de las primeras consecuencias políticas de la tragedia, el ministro de Salud fue suspendido de manera temporal de sus funciones y fue interrogado por las autoridades como parte de la investigación sobre lo sucedido. Además, el gobernador de Bagdad y otros altos cargos también fueron suspendidos, mientras que varios trabajadores del hospital fueron detenidos.

El Gobierno también destituyó al director del hospital, el jefe del departamento de Sanidad de la ciudad y otros funcionarios. Irak tiene más de un millón de casos confirmados de coronavirus, por lo que es el país con una tasa de contagio más alta de todo el mundo árabe.

Contador

Para leer más