Los dirigentes africanos recriminan la lenta respuesta internacional al brote de ébola

Actualizado 03/07/2015 1:45:41 CET

WASHINGTON, 9 Oct. (Reuters/EP) -

Los mandatarios de Guinea, Sierra Leona y Liberia han recriminado este jueves en Washington la lenta respuesta de la comunidad internacional al brote de ébola y han instado a los donantes a pasar de las promesas a la ayuda concreta sobre el terreno.

"Nuestra gente está muriendo", ha alertado el presidente sierraleonés, Ernest Koroma, que ha participado por videoconferencia en un foro celebrado en el Banco Mundial. "Si no tenemos éxito, sin una rápida respuesta, una tragedia nunca vista amenazará el bienestar y la seguridad de todo el mundo", ha añadido.

Koroma ha lamentado que, a pesar de las "preocupaciones y los compromisos" manifestados en las últimas semanas, "la respuesta internacional ha sido más lenta que el nivel de transmisión de la enfermedad", que ya ha matado a más de 3.800 personas.

En este misma línea, la presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, que también ha hablado por videoconferencia, ha pedido una respuesta "a tiempo y decisiva" de los gobiernos extranjeros. La mandataria ha recordado que su país necesita centros de tratamiento y personal contra el ébola, así como un apoyo para pacientes con otro tipo de enfermedades.

"Necesitamos asegurarnos de que todo esto llega inmediatamente", ha insistido Johnson Sirleaf.

Por su parte, el presidente del Banco de Desarrollo Africano, Donald Kaneruka, ha recomendado a los donantes que no impongan demasiadas trabas burocráticas a la ayuda, ya que por el momento la respuesta está siendo "demasiado pequeña" y llegando "demasiado tarde".

El Banco Mundial calcula que el brote causará pérdidas de 32.600 millones de dólares en la región y, este jueves, su presidente, Jim Yong Kim, ha advertido de que "el futuro de África está en juego". Al foro han asistido 40 representantes de gobiernos y organizaciones internacionales.

Para leer más