Dos milicianos se inmolan en un tiroteo con las fuerzas de seguridad en Túnez

Actualizado 03/01/2019 23:04:04 CET

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

Dos milicianos se han inmolado este jueves tras un tiroteo con las fuerzas de seguridad tunecinas en la ciudad de Jilma, 250 kilómetros al sur de Túnez capital, según ha informado el Ministerio de Interior.

Los milicianos se han inmolado tras ser rodeados por las fuerzas de seguridad, que habían irrumpido en su escondite en la ciudad, según ha precisado el Ministerio en una nota. En la operación ha resultado herido un miembro de las fuerzas de seguridad.

Según las informaciones recogidas por la agencia estatal tunecina de noticias, TAP, uno de los muertos es Ezedín Alui, líder de la Brigada Yihad y Unidad y supuesto 'cerebro' de un complot que pretendía hacerse con el control de Sidi Buzid y establecer un emirato islámico.

Alui se unió al grupo yihadista Jund al Jalifa y se escondió con otros miembros en 2014 en el monte Mghilla, cerca de la frontera con Argelia, antes de trasladarse a Sidi Buzid y establecer una célula de reclutamiento de la Brigada Yihad y Unidad.

Esta célula de Sidi Buzid fue desmantelada hace dos semanas por parte de las fuerzas de seguridad tras el hallazgo de un almacén con explosivos en Lasuda.

El ministro del Interior, Hichem Furati, ha realizado una visita al hospital de Sfax en el que ha sido hospitalizado el agente herido quien, según fuentes médicas, ha sido intervenido quirúrgicamente en una de sus manos y permanece estable.

Furati ha subrayado que la lucha contra el terrorismo "continúa" y ha pedido a la población tunecina que apoye los esfuerzos de las instituciones militar y de seguridad "para hacer frente a esta lacra".

Tras el levantamiento contra el presidente Zine Abidine ben Alí en 2011, Túnez ha estado enfrentándose a grupos islamistas que operan en zonas remotas próximas a la frontera con Argelia y que han perpetrado varios atentados en el país.

Las autoridades estiman que unos 3.000 tunecinos se han unido a Estado Islámico y otros grupos yihadistas en Irak, Siria y la vecina Libia, mientras que las elevadas tasas de paro han incrementando la inestabilidad en los últimos años en las zonas del sur y el centro del país.

El país norteafricano registró tres importantes atentados en 2015, incluidos dos contra turistas, uno en el Museo del Bardo y otro en una playa de Susa. El tercero tuvo como objetivo a guardias presidenciales en la capital. Los tres fueron reivindicados por Estado Islámico.

Contador