Dos muertos y decenas de heridos por enfrentamientos entre simpatizantes de Hasina y Zia cerca de Dacca

Publicado 12/12/2018 16:41:56CET

DACCA, 12 Dic. (Reuters/EP) -

Dos personas han muerto y decenas han resultado heridas a causa de los enfrentamientos que estallaron el martes en los alrededores de Dacca entre simpatizantes de la primera ministra, Seij Hasina, y su rival política, Jaleda Zia, en el marco de la creciente tensión por las elecciones generales del 30 de diciembre.

Simpatizantes de los partidos de Hasina, la Liga Awami, y Zia, el Partido Nacionalista de Bangladesh (BNP), se enfrentaron en dos distritos de Noakhali y Faridpur, a las afueras de la capital, que dejaron como saldo la muerte de dos trabajadores de la campaña electoral de la Liga Awami, según ha informado este miércoles la Policía.

El superintendente de la Policía de Noakhali, Elias Sharif, ha indicado que se han abierto casos contra 45 personas por su implicación en estos disturbios y ha avanzado que habrá más detenciones.

El portavoz de la Liga Awami, Hasan Mahmud, ha acusado al BNP de intentar "boicotear el ambiente pacífico". "Por eso están atacando a nuestra gente", ha sostenido.

El BNP, por su parte, ha asegurado que trabajadores de la Liga Awami atacaron el vehículo del secretario general del partido opositor. "Están desesperados por mantenernos alejados de las elecciones porque contemplan una derrota masiva", ha señalado Ruhul Kabir Rizvi, de la BNP.

Así las cosas, el responsable policial ha indicado que "se ha convocado una reunión de los dos partidos para evitar incidentes de este tipo en el futuro".

Las elecciones en Bangladesh suelen estar marcadas por la violencia, pero en esta ocasión el clima es especialmente tenso porque la líder opositora esta encarcelada por cargos que considera políticamente motivados mientras Hasina busca su tercer mandato.

Hasina y Zia se han alternado en el poder durante las últimas dos décadas. Son rivales acérrimas que han trasladado su enfrentamiento a sus respectivos partidos.

El BNP boicoteó las elecciones de 2014 pero ha decidido participar en las de este año reclamando la presencia de observadores electorales internacionales para garantizar la transparencia del proceso.