Dos mujeres indias desafían la prohibición centenaria de entrar en un templo hindú en Kerala

Templo hindú de Sabarimala, en Kerala
REUTERS / SIVARAM V
Actualizado 02/01/2019 14:30:10 CET

KOCHI/NUEVA DELHI, 2 Ene. (Reuters/EP) -

Dos mujeres han desafiado una prohibición de siglos al entrar en un templo hindú en el estado indio de Kerala (sur) a primera hora de este miércoles, según ha informado el ministro principal estatal, lo que ha generado protestas y un llamamiento a la huelga por parte de grupos conservadores hindúes.

Las mujeres de unos 40 años, según la agencia ANI, han entrado en las instalaciones del templo de Sabarimala, desafiando la tradición local que prohíbe a las mujeres en edad de menstruar --entre los 10 y los 50 años-- su entrada.

Los grupos conservadores hindúes sostienen su creencia de que las mujeres en edad de menstruar mancillarán el templo. De hecho, las cadenas de noticias locales han informado de que el sacerdote principal ha cerrado brevemente el templo para proceder a rituales de "purificación" tras la visita de las mujeres.

Un vídeo de la Policía local publicado por ANI muestra a las dos mujeres dentro del templo con las cabezas cubiertas. Una de las mujeres, que ha dicho llamarse Bindu y tener 42 años, ha contado a una cadena de televisión cómo han entrado al templo.

"Llegamos a Pampa, el principal punto de entrada al templo a la 1.30 horas y solicitamos protección policial para entrar. Caminamos durante dos horas, entramos al templo en torno a las 3.30 horas e hicimos el 'darshan'", ha explicado, en referencia al ritual de permanecer en pie ante la imagen hindú del templo.

El Gobierno de Kerala ha defendido su decisión de proteger a ambas mujeres, argumentando que es una cuestión de derechos civiles. "Ya había dejado claro previamente que el Gobierno ofrecerá protección si cualquier mujer se presenta para entrar en el templo", ha señalado el ministro principal, Pinarayi Vijayan, según una cadena de televisión local.

En rueda de prensa televisada, Vijayan ha explicado que las dos mujeres, que anteriormente no habían conseguido entrar en el templo porque se lo habían impedido los devotos, no se toparon con ninguna obstrucción este miércoles.

El año pasado estallaron violentas protestas en el estado después de que el Tribunal Supremo indio ordenara en septiembre a las autoridades que levantaran la prohibición de que mujeres y niñas en edad de menstruar entraran en el templo, que atrae a millones de fieles al año. Sin embargo, hasta ahora el templo había seguido vetando el acceso.

CONDENA DE LA OPOSICIÓN Y PROTESTAS

Entretanto, la oposición ya ha advertido de protestas. "Esto es traición (...) El Gobierno tendrá que pagar el precio de la violación de las costumbres", ha sostenido K. Sudhakaran, vicepresidente del Comité del Congreso Kerala Pradesh. El Congreso es el principal partido de oposición en Kerala, estado gobernado por una coalición de partidos de izquierda.

Por su parte, un responsable local del partido del primer ministro indio Narendra Modi también ha llamado a manifestarse tras lo sucedido. El presidente del Partido Bharatiya Janata (BJP) en Kerala, P.S. Sreedharan Pillai, ha calificado los hechos de "conspiración por los gobernantes ateos para destruir los templos hindúes" y ha dicho que su partido "apoyará los esfuerzos contra la destrucción de la fe por los comunistas".

"Que todos los devotos den un paso al frente y protesten por esto", ha declarado Pillai a la prensa local. Desde la organización que aglutina a los grupos de extrema derecha hindúes en Kerala y cuenta con apoyo del BJP, Sabarimala Karma Samithi, se ha llamado a una huelga general en el estado para este jueves.

Tras estos mensajes, se han producido protestas en varias ciudades de Kerala. La Policía ha empleado gases lacrimógenos y cañones de agua para dispersa a los congregados en Thiruvananthapuram, la capital estatal.

Este martes, el Gobierno de Kerala apoyó una protesta protagonizada por miles de mujeres que formaron una cadena humana de 620 kilómetros, bautizada como 'el muro de las mujeres', para apoyar la "igualdad de género" y acceso al templo.

En una entrevista concedida a ANI el martes, el primer ministro indio consideró que la cuestión del templo tiene más que ver con la tradición religiosa que con la igualdad de género. Modi defendió que también hay templos en los que los hombres tienen prohibido el acceso.

Contador