Publicado 23/06/2021 12:23CET

Draghi alerta de que la retirada de las restricciones por el coronavirus podría retrasarse en Italia

El primer ministro italiano, Mario Draghi.
El primer ministro italiano, Mario Draghi. - Roberto Monaldo/LaPresse via ZUM / DPA

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Italia, Mario Draghi, ha alertado este miércoles de que la retirada de las restricciones por el coronavirus podría retrasarse debido a la presencia de nuevas variantes.

En declaraciones ante el Parlamento italiano, el mandatario ha destacado que la situación epidémica ha mejorado notablemente, pero ha instado a la población a mantenerse alerta, especialmente debido a la expansión de la variante india 'Delta' en algunas partes del mundo.

"Debemos mantener la aparición y expansión de nuevas variantes peligrosas bajo control, dado que esto podría retrasar los planes de reapertura y obstaculizar el consumo y la inversión", ha matizado.

Para Draghi, la situación económica europea e italiana "está mejorando", según informaciones del diario 'La Repubblica'. Así, ha especificado que "según las proyecciones de la Comisión Europea, en 2021 y 2022 Italia crecerá respectivamente un 4,2% y un 4,4%, al igual que la UE en su conjunto".

"En este entorno económico positivo", ha advertido, "persisten algunos riesgos". "El primero es precisamente la situación epidemiológica. Aunque está mejorando drásticamente, esto debe ser analizado y supervisado cuidadosamente", ha dicho.

En este sentido, ha recordado la importancia de la campaña de vacunación y ha indicado que hasta la fecha más de la mitad de la población adulta de la UE ha recibido al menos una dosis de la vacuna.

En Italia esta proporción es casi del 60 por ciento, mientras que alrededor del 30 por ciento de la población adulta ha completado todo el ciclo de vacunación. "Los riesgos vinculados a las variantes nos obligan a proceder con la campaña de vacunación con la máxima intensidad" ha insistido.

De cara al verano, Draghi ha especificado que se permitirá la entrada en el país de turistas "bajo condiciones de certificación". "Queremos permitirles que vengan de forma segura a Italia, para ayudar a nuestros hoteleros y restauradores a salir adelante después de un año y medio de dificultades", ha afirmado.

Italia tiene previsto retirar la obligatoriedad de las mascarillas en exteriores la próxima semana en las zonas del país con menor riesgo de contagio. En los espacios cerrados como tiendas, museos, trenes y estaciones se seguirá exigiendo el uso de mascarillas.