Duque aumenta la presencia de las fuerzas de seguridad e Inteligencia en Colombia por las protestas

Publicado 23/11/2019 3:50:17CET
El presidente de Colombia, Iván Duque.
El presidente de Colombia, Iván Duque. - Argemiro Piñeros/colprensa/dpa - Archivo

Anuncia una conversación nacional para "fortalecer" la agenda social

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Iván Duque, ha aumentado este viernes la presencia de las fuerzas de seguridad y la capacidad de Inteligencia debido a los disturbios registrados en el marco de una nueva jornada de movilizaciones en el país.

"Para garantizar la seguridad en los lugares donde se está viendo perturbada la tranquilidad, he decidido aumentar la presencia pública y aumentar las capacidades de Inteligencia", ha anunciado Duque.

"He ordenado el despliegue de patrullas mixtas de la Policía y el Ejército en los lugares más críticos y he solicitado al fiscal general, Fabio Espitia, la inmediata movilización del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) cuando se precise", ha agregado.

Además, Duque ha asegurado que ha dado instrucciones a los Ministerios de Justicia y Defensa para que, de forma coordinada con la Fiscalía de Colombia y los jueces, "desplieguen todas las acciones necesarias para judicializar y no dejar en la impunidad a los delicuentes que afectaron y están afectando la tranquilidad de la ciudadanía".

En este contexto, ha detallado que, a nivel nacional, ha solicitado a los alcaldes de los municipios colombianas tomar las medidas "pertinentes" para mantener el orden público en sus territorios, como la restricción de la movilidad, la ley seca o el toque de queda.

De forma paralela, el presidente de Colombia, que ha asegurado que ya han sido detenidas 146 personas en el marco de las protestas, principalmente "por fabricación de armas o daño al bien ajeno", ha anunciado que el miércoles iniciará una conversación nacional para "fortalecer" la agenda social en el país.

"A partir de la próxima semana daré inicio a una conversación nacional que fortalezca la agenda vigente de política social, trabajando así de manera unida en una visión de medio y largo plazo que nos permita cerrar las brechas sociales, nos permita luchar contra la corrupción con más efectividad y nos permita construir entre todos una paz con legalidad", ha dicho en su alocución.

En el diálogo anunciado participarán, según ha precisado, "todos los sectores sociales y políticos" y se utilizarán "medios electrónicos y mecanismos participativos" para todos los colombianos.

En este contexto, Duque ha asegurado que su Gobierno "cree en el diálogo social". "Somos un Gobierno que escucha. La comunidad que se ha manifestado de forma legítima es la sociedad que nos ayuda a construir", ha especificado.

Duque ha finalizado su discurso pidiendo a los líderes del país y a los ciudadanos "rechazar" la violencia y "la invitación al caos". "La historia que estamos escribiendo hoy nos exige deponer los odios y construir entre todos un futuro de honestidad y veracidad", ha agregado.

"Los que incitan al odio y a la destrucción no representan a los colombianos que han expresado su voz y, ni mucho menos, a las mayorías silenciosas de nuestra nación", ha zanjado el mandatario.

Por último, ha alentado a que los pronunciamientos en Colombia se produzcan de manera "pacífica" y ha insistido en que se rechace "categóricamente" cualquier forma de violencia que pretenda intimidar a la ciudadanía o poner en riesgo su vida.

"Una cosa es la expresión pacífica a través de la protesta, y otra bien distina es aprovechar la protesta para sembrar el caos", ha criticado. "Una cosa es que Colombia marche por un mejor país y otra es que politiqueros quieran utilizar estas expresiones para su beneficio personal", ha concluido.

PROTESTAS EN COLOMBIA

El deterioro de las pensiones y los salarios, el incumplimiento de los acuerdos con los estudiantes, y la perenne situación de violencia que vive el país --más de 160 dirigentes sociales y sindicales han sido asesinados en lo que va de año--, así como el intento del Gobierno de modificar el acuerdo de paz con las FARC en 2016, son los principales puntos de las movilizaciones.

Los días previos a la huelga, el Ejecutivo otorgó plenos poderes a las autoridades locales y regionales para imponer las medidas necesarias en caso de que se produjeran actos de violencia y revueltas similares a las acontecidas en las últimas semanas en las principales ciudades de algunos de los países de la región, como Ecuador, Chile y Bolivia.

Hasta el momento, permanece el toque de queda en Bogotá, donde el alcade, Enrique Peñalosa, ha declarado además la 'ley seca' hasta el mediodía del sábado. La violencia ha afectado al sistema de transporte en la capital y otras ciudades.

El ministro de Defensa de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, ha confirmado este mismo viernes que al menos tres personas han fallecido en las protestas que se produjeron durante la huelga general que tuvo lugar el jueves.

Además, ha explicado que dos de las muertes se produjeron durante enfrentamientos con la Policía en los municipios de Buenaventura y en Candelaria, ambos en el departamento de Valle del Cauca (suroeste), al intentar detener varios saqueos en zonas comerciales de la zona. La tercera de ellas no ha sido detallada.

"Entre ayer y hoy fueron capturadas 98 personas, 207 más fueron conducidas a estaciones de Policía para su protección, ocho menores fueron aprehendidos y se llevaron a cabo 53 allanamientos en cumplimiento de las ordenes de la Fiscalía", ha detallado el ministro durante una rueda de prensa en la Casa de Nariño.

Contador

Para leer más