EEUU acusa al Gobierno sirio de frenar "descaradamente" el trabajo del Comité Constitucional

Publicado 01/12/2019 3:11:52CET
Bandera de Siria en Damasco, la capital.
Bandera de Siria en Damasco, la capital. - REUTERS / ALI HASHISHO - Archivo

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos ha acusado este sábado al Gobierno sirio de Bashar al Assad de retrasar "descaradamente" la labor del Comité Constitucional del país, encargado de redactar una nueva Carta Magna y cuyas reuniones concluyeron el viernes sin acuerdo.

"La delegación del régimen de Al Assad llegó a la segunda ronda solicitando condiciones previas antes de estar dispuestas a reunirse para discutir estos principios constitucionales", ha explicado el Departamento de Estado de Estados Unidos en un comunicado.

"Las condiciones previas solicitadas por el régimen de Al Assad violan claramente las reglas del procedimiento del Comité Constitucional y son un intento descarado de retrasar el trabajo de un esfuerzo importante", ha agregado.

En este contexto, Estados Unidos ha reiterado su apoyo al secretario general de la ONU, António Guterres, y al enviado especial del organismo, Geir Pedersen.

Además, ha instado a retomar otras medidas previstas en la Resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU además de la redacción de una nueva Constitución.

"Otros elementos de la resolución deben perseguirse en paralelo, incluida la liberación de los detenidos, un alto el fuego en todo el país y el establecimiento de un entorno seguro y neutral para que se realicen elecciones libres y justas bajo la supervisión total de la ONU", ha indicado el comunicado.

La segunda ronda de conversaciones concluyó el viernes sin acuerdo por las diferencias que aún persisten en torno a la agenda. Pedersen, en cambio, restó importancia al hecho por considerarlo algo "típico" en este tipo de procesos negociadores.

"Aún no tenemos un acuerdo sobre la agenda", declaró, por lo que por ahora no hay plazos para seguir avanzando en la redacción de una nueva Constitución. El encargo recae por ahora en un comité de 45 miembros --15 del Gobierno sirio, 15 más de la oposición y 15 de la sociedad civil-- y que a su vez forma parte de la comisión constitucional, compuesta por 150 personas.

Por su parte, el jefe de la delegación del Gobierno, Ahmad al Kuzbari, culpó a la otra parte de la falta de avances. "No hemos celebrado ninguna sesión porque no se ha llegado a ningún acuerdo", declaró al término de la jornada en Ginebra, según la agencia de noticias oficial SANA.

Contador

Para leer más