EEUU advierte a las autoridades de Nicaragua sobre "potenciales sanciones" por violaciones de los DDHH

Daniel Ortega habla tras los 100 días de revueltas en Nicaragua
REUTERS / OSWALDO RIVAS
Publicado 30/07/2018 16:48:22CET

WASHINGTON, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos ha advertido este lunes a las autoridades de Nicaragua sobre "potenciales sanciones" por las violaciones de los Derechos Humanos cometidas durante la represión por parte del Gobierno y de grupos armados afines de las manifestaciones contra el presidente, Daniel Ortega, que ha dejado más de 300 muertos.

La Casa Blanca ha recordado en un comunicado que ya ha sancionado a tres funcionarios nicaragüenses --Francisco Díaz, Francisco López y Fidel Moreno-- "por abusos de los Derechos Humanos y corrupción" y "está revocando o restringiendo los visados a los oficiales nicaragüenses y sus familias" por la misma razón.

Además, "la Administración Trump ha asegurado el retorno de los vehículos donados a la Policía Nacional de Nicaragua que han sido usados para reprimir de forma violenta las protestas pacíficas y ha suspendido nuevas donaciones o ventas de equipos".

"Estados Unidos está demostrando que hará responsables de sus acciones a los oficiales del régimen de Ortega que autoricen la violencia y los abusos o que roben al pueblo nicaragüense. Este es el comienzo, no el principio, de potenciales sanciones", ha afirmado.

El Gobierno de Donald Trump ha ratificado su respaldo a los manifestantes, recordando que con este fin ha anunciado 1,5 millones de dólares "para continuar apoyando la libertad y la democracia en Nicaragua, proporcionando un salvavidas" a quienes "están amenazados por el régimen de Ortega".

Estados Unidos ha hecho responsables a Ortega y su mujer y vicepresidenta, Rosario Murillo, de la violencia contra los manifestantes, incluida la ejercida por "los grupos parapoliciales" y ha insistido en que la convocatoria de unas "elecciones libres, justas y transparentes son el único camino hacia la restauración de la democracia en Nicaragua".

A este respecto, la Casa Blanca ha expresado su apoyo a la mediación de la Conferencia Episcopal en el diálogo nacional entre el Gobierno y los sectores de oposición, aglutinados en la Alianza Cívica. También ha aplaudido a los miembros del partido sandinista de Ortega "que están pidiendo reformas democráticas para acabar con la violencia".