EEUU.- Las autoridades suspenden la búsqueda de supervivientes tras la amenaza de nuevos tornados en Kansas

Actualizado 06/05/2007 18:58:33 CET

Bush declara la zona como "zona catastrófica" para facilitar las tareas de reconstrucción

GREENSBURG (KANSAS, ESTADOS UNIDOS), 6 May. (EP/AP) -

Los equipos de emergencia suspendieron hoy domingo la búsqueda de supervivientes por el tornado que se cobró la vida de nueve personas en la localidad de Greensburg, en Kansas, ante la aparición de una nueva tormenta que podría provocar una nueva ola de tornados.

El Servicio Meteorológico Nacional dijo que había recibido informes de que numerosos tornados azotaron seis condados del sudoeste de Kansas durante la noche. Varios tornados fueron reportados asimismo desde Dakota del Sur hasta Oklahoma, mientras los expertos seguían emitiendo advertencias.

ZONA CATASTRÓFICA

El presidente George W. Bush declaró a partes de Kansas como área de desastre, liberando así dinero del Gobierno nacional para la recuperación. "Va a pasar bastante tiempo para que esta comunidad se recupere, y por eso ayudaremos de cualquier manera que podamos", manifestó Bush. El administrador de Greenburg, Steve Hewitt, mientras, expresó que "necesitamos apoyo. Queremos que todos sepan que esta es una catástrofe inmensa".

Al menos ocho personas murieron en el área de Greensburg. En toda la región, fallecieron al menos nueve personas por las malas condiciones meteorológicas del viernes en la noche, y las autoridades temían que la cantidad pudiera incrementarse incluso antes de los nuevos tornados. Todos los residentes fueron evacuados.

Entre las pocas estructuras que sobrevivieron estaban las de la Taberna Bar H, que fue convertida en una morgue.

Hewitt estimó que el 95% de la población de 1.500 habitantes había quedado destruido, y vaticinó que los esfuerzos de rescate llevarían días, mientras algunos sobrevivientes pudieran estar atrapados en sótanos y debajo de los escombros.

El senador estadounidense Sam Brownback y la gobernadora Kathleen Sebelius planeaban recorrer el área de las tormentas el domingo.

Decenas de heridos fueron trasladados a hospitales del área. Los efectivos de rescate sacaron a unos 30 supervivientes del sótano de un hospital que colapsó parcialmente el sábado, pero la mayoría tenía heridas leves, dijo Sharon Watson, portavoz del departamento de emergencias de Kansas.