EEUU cerrará el controvertido centro improvisado para menores no compañados detenidos en Texas

Centro de acogida de menores no acompañados de Tornillo, en EEUU
REUTERS / MIKE BLAKE
Publicado 11/01/2019 23:46:21CET

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha trasladado a todos los menores que se encontraban en un campamento improvisado con tiendas de campaña en el desierto de Texas para acoger a menores migrantes no acompañados y ha asegurado que lo va a cerrar.

"Este fin de semana será trasladado o liberado el último grupo de menores extranjeros no acompañados que se encuentran en Tornillo", ha dicho la subsecretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (HHS).

Asimismo, ha recalcado que el Gobierno sigue sus trabajos para desmantelar el controvertido campamento, al tiempo que ha defendido la decisión de la Administración de abrirlo, asegurando que era "necesario", tal y como ha recogido el diario estadounidense 'The Washington Post'.

Por su parte, el BCFS, una organización sin fines de lucro con sede en San Antonio que dirige el refugio temporal, ha señalado durante la jornada que "no hay más niños en Tornillo", si bien no ha desvelado si han sido trasladados a otras instalaciones, según ha informado la agencia británica de noticias Reuters.

El refugio abrió sus puertas el 14 de junio para hacer frente al creciente número de menores no acompañados que permanecen detenidos por parte de las autoridades estadounidense. En diciembre, el campo albergaba a 2.800 adolescentes, en su mayoría de América Central, que cruzaron la frontera solos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha sostenido que la creciente cantidad de niños y familias que cruzan a Estados Unidos es una crisis humanitaria, pese a las estadísticas que muestran que los cruces ilegales están en un mínimo en 20 años.

El Gobierno tiene una limitación legal respecto al tiempo que puede mantener detenidos a los menores inmigrantes que cruzan la frontera, pero un cambio de políticas ha provocado largas demoras en el procesamiento de sus casos, dejando a algunos niños bajo cuidado oficial por meses.

Hasta el 6 de enero, todavía había unos 11.400 niños sin compañía bajo custodia del HHS en todo el país, según datos del Gobierno. Una vez que se libera a los menores, pueden continuar con sus casos de inmigración mientras viven en Estados Unidos, y muchos solicitan asilo.

Contador