EEUU considera desclasificar la investigación del Congreso que examinó el supuesto apoyo saudí a Al Qaeda

Publicado 06/02/2015 4:56:59CET

WASHINGTON, 6 Feb. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Estados Unidos ha afirmado este jueves estar considerando desclasificar las secciones secretas de la investigación del Congreso sobre los ataques del 11 de septiembre de 2001 que examinó el supuesto apoyo saudí a la organización terrorista Al Qaeda.

El interés en esta sección, integrada por un total de 28 páginas, se ha incrementado después de que Zacarias Musaui, uno de los terroristas de Al Qaeda vinculado con los ataques del 11-S y condenado a cadena perpetua, haya transmitido a los abogados de las familias de las víctimas de esos ataques que la familia real saudí apoyaba a la organización entonces dirigida por Usama bin Laden.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, ha indicado que la comunidad de Inteligencia está revisando la decisión de mantener dicha sección clasificada, al tiempo que ha recalcado que "Estados Unidos y Arabia Saudí mantienen una firme relación en materia de lucha antiterrorista".

El mensaje de Musaui consta en los testimonios registrados este martes en un tribunal federal de Manhattan por los abogados de las víctimas del 11S, que acusan a Arabia Saudí de haber dado apoyo material a la red internacional Al Qaeda.

Musaui ha asegurado que una de las listas de donantes de Al Qaeda que él mismo elaboró a finales de la década de los 90 durante el mandato de Bin Laden incluía a algunos altos cargos "extremadamente famosos", entre otros el príncipe Turki al Faisal al Saud, exjefe de Inteligencia del reino.

"El jeque Usama quería tener un registro de todos los que le dieron dinero para saber quién debía ser escuchado y quién contribuyó a la yihad", ha explicado Musaui, un francés de 46 años que se declaró culpable de cargos de terrorismo en 2005.

Musaui ha declarado que se reunió en Kandahar con un alto cargo de la Embajada de Arabia Saudí en Washington. Musaui ha afirmado que iba a viajar con el alto cargo a Washington para encontrar una localización "apropiada" para lanzar un ataque contra el avión presidencial estadounidense Air Force One.

En Washington, la Embajada de Arabia Saudí ha asegurado que las acusaciones de Musaui buscan dañar las relaciones entre ambos países y contradicen las conclusiones de la Comisión de Investigación del 11S, que descartó que Al Qaeda tuviera apoyo financiero de las autoridades saudíes.

"Musaui es un delincuente trastornado cuyos abogados han aportado pruebas de que está incapacitado mentalmente", ha afirmado la legación diplomática. El testimonio del terrorista ha sido registrado en el tribunal a pesar del intento de Arabia Saudí de que se retiraran las demandas presentadas hace más de una década.

Musaui realizó sus declaraciones en octubre de 2014 en una cárcel de máxima seguridad en Florence, Colorado, donde el terrorista está cumpliendo condena desde 2006. Las familias de las víctimas del 11S mantienen que Arabia Saudí y una organización benéfica gubernamental saudí aportaron fondos que ayudaron a Al Qaeda a perpetrar los atentados.

Entre los demandantes figuran familiares de los casi 3.000 muertos en los atentados, así como empresas aseguradoras que han pagado las pérdidas sufridas por las empresas. La mayoría de los autores materiales de los ataques del 11S eran ciudadanos saudíes. El caso está siendo estudiado por un tribunal de distrito de Nueva York.

Para leer más