EEUU imputa a una ciudadana rusa por conspirar para interferir en el sistema político del país

Christopher Wray, director del FBI, en el Senado
REUTERS / LEAH MILLIS - Archivo
Publicado 19/10/2018 22:03:32CET

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado este viernes la imputación de una ciudadana rusa por supuestamente conspiración para interferir en el sistema político del país norteamericano, incluidas las elecciones 'midterm' que se celebrarán el 6 de noviembre.

El Departamento de Justicia ha indicado en un comunicado que la acusada, identificada como Elena Jusiainova, sería la contable jefa del 'Proyecto Lajta', financiado por el oligarca ruso Yevgeni Prigozhin.

"Los cargos de hoy sostienen que la ciudadana rusa Elena Jusiainova conspiró con otros que eran parte de una campaña de influencia rusa para interferir en la democracia estadounidense, ha dicho el vicefiscal para Seguridad Nacional John C. Demers.

"Nuestra nación está construida sobre el duramente luchado e inamovible compromiso con la democracia. Los estadounidenses están en desacuerdo de buena fe sobre todo tipo de asuntos y protegerán su derecho a estarlo", ha agregado.

Así, ha recalcado que "la ilegal interferencia extranjera en estos debates socavan su integridad democrática", antes de sostener que las autoridades "harán todos los esfuerzos posibles para evitarlo y hacer que los responsables rindan cuentas".

Por su parte, el fiscal del distrito de Virginia Zachary Terwilliger ha dicho que "el objetivo estratégico de esta supuesta conspiración, que continúa a día de hoy, es azuzar la discordia en el sistema política estadounidense y minar la fe en las instituciones democráticas".

En este sentido, el director del FBI, Christopher Wray, ha indicado que "este caso sirve con un firme recordatorio para todos los estadounidenses". "Los enemigos extranjeros siguen sus esfuerzos para interferir en nuestra democracia creando división social y política, difundiendo desconfianza en nuestro sistema político y abogando por el apoyo o derrota de candidatos políticos particulares", ha zanjado.

Un informe de enero de 2017 de las agencias de Inteligencia estadounidenses descubrió que el presidente ruso, Vladimir Putin, había ordenado una campaña de influencia destinada a socavar la fe en los procesos democráticos de Estados Unidos y perjudicar a la candidata demócrata Hillary Clinton. También descubrió que Rusia había tratado de ayudar a la candidatura republicana del actual presidente, Donal Trump.

El fiscal especial de Estados Unidos, Robert Mueller, que se encuentra al frente de la investigación sobre la presunta injerencia rusa en las elecciones estadounidenses. Tanto Trump como Rusia lo han negado.