Egipto rechaza las acusaciones de la ONU de irregularidades en las últimas ejecuciones en el país

Publicado 25/02/2019 5:52:33CET

EL CAIRO, 25 Feb. (Reuters/EP) -

El ministro de Asuntos Exteriores egipcio ha criticado abiertamente este domingo al Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas por criticar una serie de juicos en el país que se saldaron con la ejecución de hasta nueve personas la semana pasada.

El pasado miércoles, nueve hombres fueron ejecutados por su supuesta implicación en el asesinato en 2015 del fiscal general egipcio Hisman Barakat, una sentencia que se suma a un número récord de ejecuciones en las últimas semanas en el país.

Durante el proceso, salieron a la luz acusaciones de torturas supuestamente utilizadas para obtener la confesión de los detenidos.

Este viernes, el Alto Comisionado declaró estar "muy preocupado" por la ejecución este mes de 15 presos en Egipto y ha advertido de posibles irregularidades en los procesos judiciales, entre otras razones porque se sospecha que los acusados sufrieron torturas.

"Egipto rechaza cualquier tipo de referencia a las acusaciones de que las confesiones fueronextraídas por la fuerza", ha establecido el ministro en un comunicado, en el que niega "cualquier tipo de irregularidad dentro de la Justicia egipcia".

Un portavoz del Alto Comisionado, Rupert Colville, denunció la pasada semana que no se investigaran de forma adecuada estas denuncias, al igual que tampoco se habrían aclarado las dudas en torno a otros dos procesos, en el marco de los cuales tres personas fueron ejecutadas el 13 de febrero por el asesinato de un policía y otras tres el día 7 por la muerte del hijo de un juez.

Por este motivo, la oficina que dirige la expresidenta chilena Michelle Bachelet teme que en ninguno de los tres casos se hayan respetado "las garantías de debido proceso y juicio justo", algo de especial relevancia habida cuenta de la condena impuesta contra los 15 presos.

Para leer más