Actualizado 10/05/2021 13:38 CET

El Ejército anuncia la muerte de diez presuntos miembros de las ADF en combates en el este de RDC

Archivo - Soldados del Ejército de República Democrática del Congo (RDC)
Archivo - Soldados del Ejército de República Democrática del Congo (RDC) - URIEL SINAI/GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El Ejército de República Democrática del Congo (RDC) ha anunciado la muerte de diez presuntos miembros del grupo armado Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) en enfrentamientos registrados en la madrugada del domingo en la provincia de Kivu Norte, situada en el este del país africano.

El portavoz del sector Sokola 1 Gran Norte, Anthony Mwalushay, ha señalado que una patrulla militar interceptó a un grupo de milicianos en los alrededores de la localidad de Halungupa, ubicada en el territorio de Beni, según ha recogido el portal congoleño de noticias 7sur7.

"Teníamos ventaja sobre el enemigo. Por el momento, el balance provisional es de diez rebeldes muertos y cinco fusiles de asalto AK-47 recuperados", ha dicho, antes de agregar que "las operaciones de búsqueda continúan", por lo que no se descarta que el balance sea actualizado próximamente.

El anuncio ha llegado horas después de que se confirmara el asesinato de otros tres civiles en una incursión de presuntos integrantes de las ADF en la localidad de Lukaya, situada en la provincia de Ituri, adyacente a la de Kivu Norte.

Fuentes locales citadas por Radio Okapi han indicado que un número indeterminado de personas han sido tomadas como rehenes por los asaltantes, que se han retirado hacia una zona boscosa cercana a la frontera con Kivu Norte.

El asalto contra Lukaya tuvo lugar tras un enfrentamiento contra las fuerzas de seguridad desplegadas en la zona, que se vieron sobrepasadas por el ataque. Los atacantes saquearon además varias tiendas, según Bernard Babaya, presidente de la sociedad civil local.

El coordinador de la ONG Convención para el Respeto de los Derechos Humanos (CRDH), Kasereka Sivamwenda, ha apuntado además que el suceso ha provocado un desplazamiento de población hacia varias localidades de la zona, así como hacia Kivu Norte.

Por otra parte, seis altos cargos de grupos rebeldes que operan en el este del país han anunciado su disposición a entregar las armas y unirse al programa de desarme, desmovilización y reinserción lanzado por las autoridades para intentar hacer frente al aumento de la inseguridad.

El presidente de RDC, Félix Tshisekedi, ha decretado la semana pasada el estado de sitio en Ituri y Kivu Norte y ha nombrado a dos militares al frente de ambas provincias, en un intento por hacer frente al aumento de los ataques por parte de los grupos armados en esta zona del país africano.

Varios grupos armados, entre ellos las ADF y las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR), controlan partes del este de RDC, pese a que la guerra de 1998-2003 concluyera formalmente. El conflicto causó millones de muertos, la mayoría víctimas del hambre y las enfermedades.