Actualizado 05/08/2016 20:24 CET

El Ejéricto turco asegura que la reestructuración militar cumple los parámetros de la OTAN

ANKARA, 5 Ago. (Reuters/EP) -

El ministro de Defensa turco, Fikri Isik, ha asegurado este viernes que la reestructuración de las Fuerzas Armadas turcas está dirigida a eliminar la posibilidad de otro intento de golpe de Estado y que todas las acciones estarán dentro del marco de la OTAN.

Desde el golpe de Estado fallido del pasado 15 de julio, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha emitido dos decretos con los que ha despedido a 3.000 miembros de las Fuerzas Armadas, incluido un 40 por ciento de los generales. Además, ha cerrado escuelas militares y ha reforzado el control sobre los comandantes.

En el golpe de Estado, los soldados usaron cazas, tanques y helicópteros y en su intento de llegar al poder acabaron con la vida de 230 personas, algo que ha hecho cuestionar la habilidad de Turquía para combatir al Estado Islámico en Siria y a los kurdos en el sureste del país.

"La reestructuración busca abolir el mecanismo que ha permitido seis pequeños y grandes intentos de golpe de Estado en los últimos 60 años. Los pasos que estamos siguiendo concuerdan con la estructura y el espíritu de la OTAN", ha declarado Isik en una entrevista a Reuters.

Una de las nuevas medidas que se introducirán es que los comandantes de las fuerzas de tierra, mar y aire responderán directamente ante Isik, algo que muchos altos mandos y opositores han criticado porque dañará la jerarquía de mando.

"La evolución tiene tres principios básicos. El primero es la conformidad con la democracia, el segundo es que es producto de una experiencia común y, el tercero, que la evolución asegurará que nadie intente otro golpe en Turquía", ha defendido.

Isik ha asegurado que aún hay 288 soldados y 9 generales sospechosos en libertad tras el golpe. Por otro lado, ha indicado que los últimos incidentes no han debilitado la capacidad de Turquía para luchar contra el Estado Islámico o el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Los países miembros de la coalición internacional liderada por Estados Unidos que combaten al Estado Islámico en Siria e Irak siguen llevando a cabo sus ataques desde la base aérea de Incirlik, localizada al sur de Turquía.

Por último, Isik ha añadido que las autoridades turcas buscan impulsar la participación de empresas privadas y pequeñas y medianas empresas en la industria de defensa y en la reestructuración del sector de seguridad.

Para leer más