Publicado 17/04/2016 02:38CET

Elevan a 41 el balance de muertos tras los dos terremotos de Kumamoto

Un edificio dañado tras el terremoto en Kumamoto, Japón
KYODO KYODO / REUTERS

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

El balance de los dos terremotos que se han registrado este jueves y este sábado en la prefectura japonesa de Kumamoto se ha elevado a 41, tras confirmar un total de 32 pérdidas humanas en el segundo seísmo, que se suman a las nueve que tuvieron lugar tras el primer movimiento, tal y como informa la televisión nipona NHK.

Según la Agencia Meteorológica japonesa, el segundo temblor tuvo lugar en torno a la 1.25 de la madrugada --hora local-- del sábado, a unos 12 kilómetros de profundidad. En algunas áreas de la prefectura, la intensidad de la sacudida ha alcanzado el nivel '6 plus' en la escala sísmica nipona, una escala que tiene niveles de 0 a 7.

Tras este seísmo, se ha emitido una alerta por tsunami para las zonas costeras pero la Agencia la ha retirado unos 50 minutos después.

"El terremoto del jueves podría haber sido un aviso de este", ha contado Shinji Toda, profesor de la Universidad de Tohoku a NHK. Desde entonces se han producido además varias réplicas, la mayor de 5,8.

Además de las víctimas mortales, cerca de 2.000 personas están recibiendo tratamiento en diversos centros hospitalarios. Las autoridades de la prefectura sostienen que un total de 90 viviendas han quedado totalmente destrozadas y que 600 están parcial o totalmente destruidas en la ciudad de Aso. Debido a que muchas municipalidades aún no han confirmado su situación local, los daños podrían ser incluso mayores.

Las órdenes de evacuación, tanto en la prefectura de Kumamoto con en la de Oita, han alcanzado a un total de 240.000 personas. Las posibles lluvias torrenciales que podrían registrarse hasta el domingo podrían suponer nuevos riesgos a la seguridad, por lo que se han emitido advertencias para que la población esté atenta ante posibles deslizamientos de tierra.

Además, numerosos servicios se han visto interrumpidos: unas 160.000 viviendas están sin electricidad y las líneas de gas han sido desconectadas en algunas áreas.

Por otro lado, las autoridades han tenido que cerrar el aeropuerto de Kumamoto después de que el edificio resultara dañado a causa de los temblores, y todos los vuelos del sábado se han cancelado. Los servicios de tren de alta velocidad Shinkansen se han suspendido.