El embajador británico abandona Irán después de que el régimen amenazara con expulsarle

Publicado 15/01/2020 10:32:39CET
El embajador británico en Irán, Rob Macaire, en un coloquio en Teherán
El embajador británico en Irán, Rob Macaire, en un coloquio en Teherán - TWITTER ROB MACAIRE

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El embajador de Reino Unido en Irán, Rob Macaire, ha abandonado la República Islámica horas después de que un portavoz del Poder Judicial, Gholam Hosein Ismaili, asegurara que debería ser expulsado por participar en una concentración ilegal contra las autoridades iraníes.

La agencia de noticias iraní Tasnim ha informado en un breve mensaje en Twitter de que el representante diplomático británico ha abandonado Irán, sin dar más detalles. La salida del embajador llega después de que fuera detenido el sábado durante unos 30 minutos por haber participado en una concentración ante una universidad en Teherán.

Las autoridades iraníes mantienen que la concentración era una protesta ilegal contra el régimen mientras que Macaire defiende que solo participó en una vigilia en memoria de las 176 personas muertas en el derribo del avión de pasajeros el 8 de enero.

El martes, el portavoz del Poder Judicial iraní aseguró que el embajador británico debería ser declarado "persona non grata" por haber incumplido la legislación internacional al inmiscuirse en cuestiones internas iraníes con su participación en una concentración ilegal contra las autoridades iraníes. "El pueblo (iraní) espera que la persona sea expulsada y eso es también lo que defiende la legislación internacional", aseguró.

La Policía iraní ha difundido imágenes en las que se puede ver al embajador británico en Teherán participando en una concentración. El embajador fue detenido durante unos 30 minutos por la Policía iraní el sábado como sospechoso de haber "instigado y organizado" una concentración antigubernamental frente a la universidad Amir Kabir en Teherán.

Tras la detención, el ministro de Exteriores británico, Dominic Raab, denunció en un comunicado que el arresto suponía una "flagrante violación de la legislación internacional". "El Gobierno iraní está en una encrucijada. Puede continuar su marcha para ser un estado paria, con todo el aislamiento político y económico que eso conlleva, o puede dar pasos para rebajar las tensiones y abordar la senda diplomática para avanzar", aseguró el jefe de la diplomacia británica.

Contador

Para leer más