El equipo saudí que investiga el caso de Jashogi abandona la residencia del cónsul en Estambul

Actualizado 18/10/2018 10:25:07 CET
411158.1.500.286.20181018024105
Vídeo de la noticia

ANKARA, 18 Oct. (Reuters/EP) -

Un equipo saudí que investiga la desaparición del periodista Yamal Jashogi el pasado 2 de octubre ha abandonado la residencia del cónsul de Arabia Saudí en Estambul, Mohammad al Otaibi, según ha informado este jueves a Reuters un testigo.

Un grupo de investigadores de la Policía turca ya había abandonado la residencia del cónsul general este jueves tras una inspección de casi nueve horas en las instalaciones.

Agentes turcos y saudíes realizaron el lunes una inspección conjunta del consulado. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha revelado que parte del material recogido tiene una capa adicional de pintura, lo que sugiere que se habría hecho una limpieza exhaustiva.

Según un fotógrafo de Reuters, la inspección llevada a cabo por los investigadores turcos este miércoles se ha centrado en el patio trasero.

Los investigadores turcos de la investigación también han abandonado el consulado de Arabia Saudí en Estambul después de registrar las instalaciones y los vehículos consulares.

Estos registros se han realizado con el permiso de las autoridades saudíes. El propio Erdogan ha asegurado este miércoles al secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, que "los saudíes están cooperando".

"Ha habido un par de días de retraso pero (los turcos) parecen muy confiados de que los saudíes les permitirán hacer lo que necesiten para completar su exhaustiva investigación", ha dicho Pompeo, que ha viajado a Riad y Ankara para intentar arrojar luz sobre este asunto, a la prensa tras abandonar Turquía.

DESAPARICIÓN DE JASHOGI

Jashogi, conocido crítico de las autoridades saudíes que colaboraba como columnista en el 'Washington Post', desapareció en el consulado de Estambul, donde acudió para tramitar los papeles para poder casarse con su pareja, a la que no dejaron pasar.

Arabia Saudí ha negado cualquier implicación en la desaparición de Jashogi, pero las primeras pesquisas apuntan a que nunca salió de la oficina consular. Según fuentes policiales citadas por la prensa turca, fue asesinado, desmembrado y sacado por partes del consulado y del país.