Estados Unidos reclama a Kosovo y Serbia que cesen las provocaciones y vuelvan a la mesa de negociaciones

Publicado 08/03/2019 17:15:49CET

BELGRADO, 8 Mar. (Reuters/EP) -

Estados Unidos ha urgido a Serbia y Kosovo a dejar a un lado las provocaciones mutuas y normalizar sus relaciones dos décadas después del final de la guerra, en un momento en el que la cuerda entre los dos países ha vuelto a tensarse después de que Kosovo haya anunciado que aumentará un 100% los aranceles a productos procedentes de Serbia.

Los altos cargos de los países occidentales observan con preocupación cómo las tensiones entre estos dos países ponen en riesgo la estabilidad en los Balcanes. Ambos buscan entrar en la Unión Europea pero deben normalizar sus relaciones como paso ineludible.

Las conversaciones para lograr esta normalización han sufrido un nuevo traspiés con el anuncio del Gobierno nacionalista de Kosovo de que va a imponer aranceles del 100% a los bienes importados desde Serbia y la constatación de que está preparando la legislación para crear un ejército nacional.

"Estados Unidos pide la abolición de los aranceles, el final de las provocaciones y la reanudación del diálogo", ha asegurado el Vicesecretario de Estado estadounidense para Asuntos Políticos, David Hale, en un Tweet en serbio publicado por la Embajada de Estados Unidos en Belgrado.

Estas declaraciones llegan tras una reunión con el presidente serbio, Aleksandar Vucic, y dos días después de que el Parlamento de Kosovo haya adoptado un documento de negociación de 12 puntos en el que estipula entre otras cosas un reconocimiento mutuo entre Serbia y Kosovo.

La primera ministra serbia, Ana Brnabic, ha afirmado este viernes que la propuesta negociadora de Kosovo "va contra el sentido común, es un golpe mortal a las conversaciones. La respuesta de Serbia será apropiada, moderada y en interés de nuestra gente".

Tanto Vucic como el presidente de Kosovo, Hashim Thaci, habían presentado sus ideas de "corrección de las fronteras" o "delimitación", términos interpretados por los analistas como intercambios de territorio.

Sin embargo, Vucic ha asegurado en reiteradas ocasiones que Serbia no volverá a la mesa de negociaciones hasta que Kosovo no elimine sus aranceles. Por sus parte, Prístina quiere que Serbia reconozca Kosovo y deja de bloquear su acceso a Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales.

Contador

Para leer más