Publicado 27/06/2020 4:41:11 +02:00CET

Etiopía, Egipto y Sudán coinciden en no llenar el embalse de la presa del Nilo hasta que no haya acuerdo

La Presa del Gran Renacimiento que construye Etiopía en el Nilo Azul
La Presa del Gran Renacimiento que construye Etiopía en el Nilo Azul - Gioia Forster/dpa - Archivo

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los líderes de Etiopía, Egipto y Sudán han coincidido este viernes en evitar cualquier acción "unilateral" sobre la presa del Gran Renacimiento que Adís Abeba construye en el Nilo Azul, incluido el llenado de su embalse, hasta que no haya un acuerdo "vinculante" entre los tres.

Así lo ha comunicado la Presidencia de Egipto tras una "minicumbre" de la Unión Africana celebrada este viernes, a iniciativa de Sudáfrica, para discutir el asunto, después de que Etiopía manifestara su intención de comenzar a rellenar el embalse aunque no hubiera un acuerdo con Egipto y Sudán, como países afectados por la construcción.

Etiopía ha amenazado varias veces con iniciar en julio el proceso de llenado, por lo que la ventana de oportunidad para un acuerdo se está cerrando y podría llevar a un aumento de las tensiones en la región, lo que dificultaría un acuerdo.

Ahora, para lograr un acuerdo, han convenido formar un comité de expertos legales y técnicos conformado por los tres países, los países africanos miembros de la Unión Africana y representantes de organismos internacionales que supervisan el proceso de negociación, como la Unión Europea y Estados Unidos.

Además, se enviará al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas una carta sobre las conclusiones alcanzadas durante la reunión de este viernes para que las considere durante un encuentro que tendrá lugar este lunes para abordar el asunto de la presa.

Según el comunicado de la Presidencia de Egipto, Abdelfatá Al Sisi, que ha subrayado la necesidad de "compromiso" de todas las partes, ha destacado que el país está "abierto" a alcanzar un "acuerdo justo y equilibrado" sobre la presa, que también permita que Etiopía logre "el desarrollo económico al que aspira".

"Es necesario trabajar para llegar a un acuerdo que asegure los intereses hídricos de Egipto y Sudán y permita a Etiopía comenzar a llenar (el embalse)", ha indicado Presidencia.

Por su parte, el primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, ha descrito la reunión como "fructífera", mientras que el primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok, ha valorado el "espíritu positivo" del encuentro.

Hamdok ha resaltado que el acuerdo tiene que preservar "los intereses" de los tres países y ha instado a Egipto y Etiopía a regresar a la mesa de negociaciones, ha informado la agencia de noticias sudanesa, SUNA.

Las conversaciones entre Etiopía, Egipto y Sudán se estancaron nuevamente la semana pasada debido a diferencias legales entre las partes, a pesar de que los aspectos técnicos han sido cerrados durante la última ronda de contactos, celebrada por videoconferencia.

EL PRINCIPIO DE ACUERDO DE ENERO

Los gobiernos de Egipto, Etiopía y Sudán alcanzaron el 31 de enero un principio de acuerdo sobre los principales puntos de disputa en torno a la construcción de la presa y se comprometieron a firmar el documento final a finales de febrero, si bien Adís Abeba abandonó posteriormente las conversaciones antes de firmar el acuerdo, algo que sólo hizo El Cairo.

Así, las partes habían pactado un calendario para el plan de llenado de la conocida como Presa del Gran Renacimiento, un mecanismo de mitigación para el mismo durante los periodos de sequía y otro mecanismo de mitigación para las operaciones durante épocas de sequía.

El pacto incluía un mecanismo para las operaciones anuales y a largo plazo de la presa en condiciones hidrológicas normales, otro de coordinación y cláusulas para la resolución de disputas y la puesta en común de información.

Etiopía, que está financiando en solitario el proyecto y espera convertirse en el mayor generador y exportador de electricidad del continente, rechaza estas acusaciones. Sudán, por su parte, apoya la presa, ya que regulará los flujos y suministrará electricidad y regadío.

Las obras están siendo llevadas a cabo en la región de Benishangul-Gumaz y, una vez finalizadas, la presa será la más grande del continente con 1.800 metros de largo, 155 metros de alto y un volumen total de 10,4 millones de metros cúbicos, según recoge la empresa Salini Impreglio en su página web.

Contador