Publicado 28/02/2021 19:20CET

Etiopía rechaza las acusaciones de crímenes de guerra de Amnistía Internacional por la masacre de Axum

Archivo - Militares etíopes
Archivo - Militares etíopes - DEPARTAMENTO DE DEFENSA DE EEUU - Archivo

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Etiopía ha expresado su rechazo al informe de Amnistía Internacional que denuncia crímenes de guerra perpetrados en noviembre del año pasado en la localidad de Axum, en la región de Tigray, cuando las tropas eritreas habrían masacrado a cientos de civiles desarmados. El informe se basa en el relato de 41 supervivientes.

Para el Gobierno etíope, la metodología empleada para la investigación tiene "limitaciones" porque se fundamenta en las declaraciones de refugiados que están en el este de Sudán y en entrevistas telefónicas con personas que estaban en Axum.

"Lo apropiado hubiera sido que Amnistía Internacional hubiera desarrollado el trabajo de campo adecuado visitando la región y hablando con las autoridades etíopes competentes para descubrir la verdad", ha argumentado el Ministerio de Asuntos Exteriores etíope en un comunicado.

La propia Amnistía ha explicado este domingo que solicitó acceso a Tigray en diciembre de 2020. "Hasta la fecha no hemos recibido respuesta del Gobierno etíope", ha asegurado. "Más de una semana antes de la publicación de nuestra investigación sobre la matanza de Axum nos pusimos en contacto con las autoridades etíopes para compartir nuestras conclusiones principales y planter una serie de preguntas que les hubieran permitido dar su punto de vista. Lo rechazaron", ha indicado la ONG.

Eritrea, por su parte, ha calificado el informe de Amnistía de "transparentemente poco profesional", en palabras del ministro de Infromación, Yemane Meskel. Amnistía "no hace ningún esfuerzo por averiguar los hechos y comprobar la veracidad de las acusaciones", ha añadido.

En ese sentido, Amnistía ha respondido que además de las entrevistas y testimonios de testigos, ha tarbajado con imágenes de satélite y verificación digital de vídeos grabados en Axum. "Siempre es preferible una amplia investigación de campo, pero hasta la fecha y desde el inicio del conflicto, las autoridades etíopes han rechazado permitir el acceso a Tigray de observadores independientes de Derechos Humanos", ha remachado Amnistía.

La semana pasada, un vídeo verificado por el diario británico 'The Telegraph' parece exhibir una matanza de al menos 40 civiles perpetrada por militares etíopes durante su ofensiva. El vídeo, según el diario, se trataría de la primera evidencia de lo que parece ser un crimen de guerra perpetrado por el Ejército etíope.

El pasado viernes, el Gobierno de Etiopía anunció que permitirá un acceso "sin restricciones" de la ayuda humanitaria a la región de Tigray, escenario de una ofensiva militar iniciada en noviembre y que ha provocado que 2,3 millones de personas necesiten asistencia inmediata.

Las autoridades etíopes han limitado en estos últimos meses el acceso a Tigray, concentrándose en cambio por combatir al Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF), responsable de un ataque perpetrado a principios de noviembre contra una base militar en la capital regional, Mekelle.

Para leer más