Publicado 18/05/2021 17:53

La Eurocámara denuncia la deriva autoritaria de Erdogan y pide condicionalidad en cualquier oferta de la UE

Archivo - Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía
Archivo - Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía - Ali Balikci/Turkish Presidency/d / DPA - Archivo

BRUSELAS, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento Europeo ha denunciado este martes la "tendencia autoritaria" del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y ha reclamado a la Unión Europea que cualquier oferta a Turquía esté sujeta a una fuerte condicionalidad democrática.

En una intervención ante la Eurocámara, el ponente, el socialista español Ignacio Sánchez Amor, ha presentado el informe sobre Turquía, del que ha dicho que es el "más crítico" hasta la fecha, puesto que cubre los "dos peores años" en la relación de la UE con Turquía.

Desde finales de 2019, las tensiones en distintos frentes han marcado la agenda entre Bruselas y Ankara. El origen de las asperezas está en las exploraciones gasísticas turcas en aguas en disputa con Grecia y Chipre en el Mediterráneo oriental, una confrontación a la que han seguido sucesivos rifirrafes por la influencia turca en Libia, el apoyo de Erdogan a dividir Chipre o el hostigamiento a la disidencia interna, aparte del abandono de compromisos internacionales como la Convención de Estambul sobre violencia de género.

Ante el deterioro de las relaciones, Sánchez Amor ha recalcado que las autoridades turcas deben abordar un cambio real y no limitarlo una cuestión retórica. A su juicio, deben revertir la "tendencia autoritaria" con la que se gobierna el país. "Existe una interpretación autoritaria del sistema presidencial que lleva a no aceptar mínimamente ninguna crítica política", ha asegurado.

Sobre la perspectiva de que el próximo mes de junio la UE ponga sobre la mesa una oferta para reencauzar las relaciones con Ankara, el ponente ha expuesto que cualquier propuesta debe ir sujeta a una "fuerte condicionalidad". "No puede ser que la cuestión de los valores sea parte de la agenda del Parlamento Europeo y que cada vez que hay una oferta a Turquía, esquive la situación democrática en el país", ha defendido, para subrayar que el bloque europeo debe tratar a Turquía como un candidato a acceder a la UE y no como un mero tercer país.

En esta línea, el eurodiputado socialista ha reclamado "hechos y no palabras" al Ejecutivo de Erdogan y le ha pedido sinceridad y voluntad para cambiar el rumbo en Turquía. En este sentido, ha opinado que la UE no tiene que ofrecer "incentivos" para mejorar la relación, ya que, profundizar el sistema democrático debería ser un fin en sí mismo.

Por parte de la Comisión Europea ha tomado la palabra el responsable de Ampliación, Oliver Varhelyi, quien ha señalado que Turquía debe aprovechar la oportunidad que le ofrecen los líderes de la UE para relanzar el vínculo y demostrar su preparación para "cambiar el rumbo" y "poner las bases" para una nueva relación con el bloque europeo.

"Si ese no es el caso y Turquía revierte su posición más constructiva de los últimos meses, la UE está lista para usar todos los instrumentos y opciones para defender sus intereses. Pero la prioridad es trabajar constructivamente con Turquía y lograr cambios", ha indicado.

Así, el comisario húngaro ha recalcado que la UE busca "crear una nueva relación" con Ankara y que ahora existe mayor consenso dentro de la Unión sobre la dirección a seguir en el trato con Turquía.