Actualizado 09/05/2013 14:27

El ex primer ministro Gilani denuncia el secuestro de su hijo durante un acto electoral del PPP

Yusuf Raza Gilani
REUTERS/JASON LEE

LONDRES, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El ex primer ministro paquistaní Yusuf Raza Gilani ha denunciado que su hijo Alí Haider Gilani, candidato por el Partido Popular de Pakistán (PPP) en las elecciones del próximo 11 de mayo, ha sido secuestrado este jueves por un grupo armado no identificado durante un acto electoral en la ciudad de Multan, en la provincia de Punyab (centro).

Varios testigos han explicado a la cadena de televisión paquistaní Geo TV que un grupo armado abrió fuego contra los asistentes al acto y que al menos una persona ha fallecido. En declaraciones a la televisión pública británica BBC, Gilani ha denunciado el secuestro de su hijo y ha acusado a sus oponentes políticos del ataque.

Los testigos han precisado que los asaltantes llegaron en un automóvil negro de la marca Honda y en una motocicleta. "Dos de ellos empezaron a disparar", declaró a Geo TV un adolescente presente en el acto. "Un hombre que se había situado delante de Gilani fue alcanzado y cayó, y después de eso se lo llevaron, lo metieron en un automóvil y se alejaron a toda velocidad", añadió.

Las diversas informaciones indican que el fallecido era un escolta de Alí Haider Gilani, hijo menor del ex primer ministro y candidato para la Asamblea Provincial del Punyab.

ATENTADOS CONTRA LAS ELECCIONES

El grupo armado Tehrik-i-Taliban Pakistan (TTP, los talibán de Pakistán) han emprendido una amplia campaña de atentados contra lsa elecciones y, en palabras de su líder, Hakimulá Mehsud, contra "ese sistema de los infieles al que llaman democracia".

Más de cien personas han muerto desde el pasado mes de abril a causa de la campaña de atentados de los talibán para sabotear las elecciones, dirigida, sobre todo, contra tres de los principales partidos políticos del país, Movimiento Muttahida Qaumi (MQM), el Partido Nacional Awami (ANP) y el PPP.

En cambio, el TTP no ha atentado todavía contra la Liga Musulmana de Pakistán-N, el partido del primer ministro, Nawaz Sharif, quien presumiblemente conseguirá la reelección como jefe del Ejecutivo y que ha declarado que Pakistán debería reconsiderar su apoyo a la guerra de Estados Unidos contra el terrorismo islámico y se ha mostrado veladamente a favor de las negociaciones con los talibán.

Tampoco ha sido objeto de los atentados de los talibán el partido Pakistan Tehreek-e-Insaf (PTI), liderado por el antiguo jugador de cricket Imran Jan --gravemente herido el pasado martes a causa de un accidente durante un acto de campaña en Lahore--, quien ha propuesto el derribo de los aviones no tripulados de Estados Unidos y la retirada de las tropas paquistaníes de las zonas tribales pashtunes próximas a Afganistán, infestadas de insurgentes.