Un exagente de la CIA se declara culpable de conspirar para espiar para China

Publicado 02/05/2019 4:25:56CET

WASHINGTON, 2 May. (Reuters/EP) -

Un exagente de la CIA se ha declarado culpable de conspirar para pasar los secretos de Inteligencia y Defensa de Estados Unidos a China, según ha informado este miércoles el Departamento de Justicia en el tercer caso en menos de un año.

Jerry Chung Shing Lee, de 54 años, fue contactado en 2010 por dos oficiales de Inteligencia chinos que le ofrecieron 100.000 dólares (alrededor de 89.240 euros) y cuidarle "de por vida" por la información que había adquirido como agente de la CIA, según el Departamento de Justicia. Lee abandonó la CIA en 2007 y se mudó a Hong Kong.

Según el comunicado del Departamento de Justicia, cientos de miles de dólares fueron ingresados después en la cuenta personal de Lee entre 2010 y 2013.

Lee guardó en varios USB información secreta sobre las actividades de la CIA y la ubicación de una operación confidencial, según el comunicado. El FBI también halló en una habitación de un hotel de Honolulu notas escritas a mano sobre el trabajo de Lee como agente de la CIA antes de 2004.

"Estas notas incluyen, entre otras cosas, la inteligencia proporcionada por los activos de la CIA, los nombres verdaderos de los agentes, los lugares de las reuniones operativas y los números de teléfono, además de la información sobre instalaciones encubiertas", señala el comunicado.

El fiscal general de Estados Unidos para la Seguridad Nacional, John C. Demers, ha afirmado que se trata del tercer caso en menos de un año en el que un exagente de Inteligencia de Estados Unidos se declara culpable o ha sido declarado culpable de conspirar para pasar secretos de Defensa a China.

"Cada uno de estos casos es una traición trágica del país y sus compañeros", ha recalcado el comunicado.

La sentencia de Lee está programada para el próximo 23 de agosto y se enfrenta a una pena máxima de cadena perpetua.

En marzo, el exagente de la Agencia de Inteligencia de Defensa de Estados Unidos Ron Rockwell Hansen, se declaró culpable por intentar transmitir información clasificada a China y recibir cientos de miles de dólares mientras actuaba como agente de Pekín.

En junio de 2018, Kevin Mallory, otro exagente de la CIA, fue condenado por cargos de espionaje por pasar documentos clasificados a China.

El director del FBI, Christopher Wray, señaló esta semana que China representaba la mayor amenaza para Estados Unidos cuando se trataba de espionaje económico.

En abril, el Departamento de Justicia afirmó que un exingeniero y un hombre de negocios chino habían sido acusados de espionaje económico y conspiración para robar secretos comerciales de la compañía General Electric en un esquema para el cual el Gobierno de China proporcionó "apoyo financiero y de otro tipo".

Contador

Para leer más