Publicado 29/07/2022 13:48

El exjefe adjunto de la Policía de Pekín admite haber recibido casi 15 millones de euros en sobornos

El presidente de China, Xi Jinping
El presidente de China, Xi Jinping - Felix Wong/SCMP via ZUMA Press W / DPA

La campaña anticorrupción del Gobierno chino se extiende al ministro de Industria, Información y Nuevas Tecnologías

MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El exjefe adjunto y antiguo director de Seguridad de la Policía de Pekín, Fu Zhenghua, ha admitido este viernes que aceptó sobornos por valor de casi 15 millones de euros y que encubrió delitos económicos de su hermano, en otro episodio más de la guerra anticorrupción declarada por el presidente del país, Xi Jinping, y que en las últimas horas se ha extendido con la llamada a declarar del ministro de Industria, Xiao Yaqing, por supuestas "violaciones disciplinarias".

Fu, de 67 años, admitió todas las acusaciones frente al Tribunal Popular Intermedio de Changchun, en la provincia nororiental de Jilin, después de que la Fiscalía china le acusara de "aprovecharse de su autoridad o posición oficial para buscar ganancias en operaciones comerciales a cambio de dinero y obsequios", según el pliego de cargos recogido por la agencia oficial de noticias china Xinhua.

Fu llegó a ejercer como miembro de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, uno de los principales organismos asesores del Partido Comunista, recuerda por su parte el 'South China Morning Post'.

Asimismo, la Fiscalía también acusó a Fu de ocultar evidencia de presuntos delitos cometidos por su hermano, Fu Weihua, y de obviar el caso durante su desempeño como director de la Oficina de Seguridad Pública de Pekín entre 2014 y 2015.

El caso contra el exjefe adjunto se inserta dentro de la campaña contra la corrupción que abandera el presidente chino y que involucra ahora al ministro de Industria, una figura clave que supervisa la actuación de gigantes de las telecomunicaciones como los fabricantes de móviles Huawei Technologies Co. o Xiaomi Corp.

Xiao Yaqing, informa Bloomberg, se ha convertido así en la figura más destacada del Gobierno que comparecerá ante un comité disciplinario desde hace cuatro años, coincidiendo con la investigación -- aunque las autoridades no han vinculado ambos casos ni especificado alegaciones -- al presidente del mayor fondo de inversión especializado en la fabricación de microchips del país, Ding Wenwu, según informa el portal de noticias Caixin Global.

Su organización, explica el medio, conocida también a secas como el "Gran Fondo", es una parte clave del impulso de China para desarrollar su industria local de circuitos integrados y reducir así su dependencia de la tecnología importada, en medio de una carrera con Estados Unidos por el dominio de un sector valorado en 540.000 millones de euros.

Las investigaciones ocurren antes del 20 congreso del Partido Comunista que se celebrará a finales de este año, y en el que se espera una reorganización de la cúpula política del país, siempre bajo el mandato de Xi, cuya segunda reelección está garantizada, gracias en parte al efecto de su campaña anticorrupción.

Desde que Xi Jinping asumió el poder en 2012 hasta abril de 2021, las investigaciones anticorrupción del Gobierno chino se han traducido a 3,8 millones de casos que involucraron a cuatro millones de funcionarios, de ellos casi 700.000 oficiales del Partido Comunista que violaron las normas de disciplina, según anunció el año pasado la Comisión Central de Control Disciplinario del partido, recoge Caixin Global.

Contador

Más información