Publicado 26/01/2018 12:36

Expertos de Naciones Unidas instan a Filipinas a mantener la libertad de información en el país

Rodrigo Duterte
REUTERS / ROMEO RANOCO

GINEBRA, 26 Ene. (Reuters/EP) -

Expertos en Derechos Humanos de la ONU han pedido al Gobierno de Filipinas que permita que la web de noticias 'Rappler' siga abierta y han expresado su preocupación ante el aumento de la retórica contra las voces críticas del presidente del país, Rodrigo Duterte.

Las autoridades filipinas han recalcado que la web violó la ley en 2015 al conceder a la compañía de inversión estadounidense Omidyar Network la posibilidad de ejercer control sobre el sitio web y capacidad de veto sobre las decisiones de la compañía y han desmentido que 'Rappler' esté siendo sancionada por ser crítica.

"Estamos muy preocupados ante el hecho de que el Gobierno haya iniciado el proceso de revocación de la licencia de 'Rappler'. Nos intranquiliza en especial que esta medida contra la web se haya producido justo cuando está aumentando la retórica contra las voces críticas en el país", han subrayado tres expertos de Derechos Humanos de la ONU es una declaración común.

Estos expertos son David Kaye, relator especial de la ONU sobre el Derecho a la Libre Expresión y a la Opinión, Michel Forst, relator especial de la ONU sobre Defensores de los Derechos Humanos, y Agnes Callamard, relator especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias.

"El trabajo de 'Rappler' depende de su propia libertad para transmitir información y, lo que es más importante, de la posibilidad de su inmensa audiencia de acceder a material periodístico de interés público", han subrayado los expertos de la ONU.

Los relatores de Naciones Unidas han añadido que no hay base en la legislación internacional sobre Derechos Humanos que permita la prohibición de 'Rappler'. "Rappler' y otros medios independientes necesitan una protección especial debido al papel esencial que ejercen a la hora de asegurar un debate público sólido", han añadido Kayer, Forst y Callamard.

"La acusación de que este caso gira en torno a la libertad de prensa es falsa", ha subrayado el portavoz presidencial filipino, Harry Roque, en un mensaje de texto utilizando el epíteto popularizado por Donald Trump, 'fake news'. "Este caso gira en torno a una avaricia económica que viola la constitución y nuestras leyes. Si a cualquiera de los periodistas de 'Rappler' se le ha puesto trabas o se le ha censurado, que me lo comuniquen", ha dejado claro el portavoz presidencial.

La Comisión de Bolsa y Seguridades de Filipinas revocó la licencia de 'Rappler' el 11 de enero por violaciones de propiedad. Maria Ressa, directora de la web, se reunió con investigadores del Estado el lunes para responder a lo que ella consideró como una 'queja sospechosa' sobre un artículo que publicaron en 2012. 'Rappler' desmiente que haya violado la ley. De momento, sigue en funcionamiento hasta que se resuelva el recurso de apelación.

Más información