Familiares de presos políticos se manifiestan ante la sede del Parlamento en Teherán

Publicado 20/04/2014 21:19:07CET

DUBAI, 20 Abr. (Reuters/EP) -

Familiares de iraníes encarcelados por delitos relacionados con actividades políticas se han manifestado este domingo ante la sede del Parlamento en Teherán para denunciar la violencia a la que son sometidos los reos en cárceles como la de Evin, según informa la agencia de noticias estudiantil iraní ISNA.

Los familiares se han concentrado portando fotos de los presos y han denunciado que más de una veintena de ellos han resultado heridos en enfrentamientos con los celadores en los disturbios del 17 de abril, según recoge la web informativa iraní 'Kaleme', afín a los dirigentes opositores Mirhosein Musavi y Mehdi Karubi. ISNA informa además de que los familiares de los presos denuncian que esta semana no han podido visitar a los internos.

Entre los asistentes a la concentración estaba Alí Mottahari, diputado moderado que ha prometido plantear esta cuestión en el Parlamento. "Estas familias han pedido nuestra ayuda y haremos todo lo posible para ayudarlas y plantear esta cuestión en el Parlamento", ha afirmado Mottahari en declaraciones recogidas por ISNA.

Hasta ahora las concentraciones de familiares habían tenido lugar a las puertas de la propia cárcel de Evin, pero este domingo se ha trasladado a la sede del Legislativo iraní.

Según 'Kaleme' los incidentes comenzaron en el Ala 350 cuando los presos se negaron a salir de sus celdas para un control rutinario de seguridad. En el Ala 350 de esta prisión están encarcelados muchos de los cientos de activistas de la oposición que salieron a las calles del país para protestar tras las polémicas elecciones presidenciales de 2009 en lo que derivó en los peores disturbios desde la Revolución Islámica de 1979.

"No era necesario imponer penas de cárcel de seis u ocho años por una manifestación. Si hubiéramos resuelto esta cuestión antes, hoy no estaríamos aquí", ha argumentado Mottahari en referencia a la represión de las manifestaciones de 2009.

En cuanto a los sucesos del 17 de abril en Evin, el ministro de Justicia, Mostafa Purmohammadi, les restó importancia alegando que no ocurrió "nada que señalar". Purmohammadi ha asegurado en declaraciones a la agencia de noticias oficial, IRNA, que los celadores realizaron las inspecciones rutinarias debido a problemas de seguridad en el Ala 350.

Desde Amnistía Internacional denuncian que 32 internos fueron castigados con periodos de incomunicación en represalia por los incidentes del 17 de abril.