Farage abre la puerta a un segundo referéndum sobre el Brexit para cerrar el debate en Reino Unido

 Nigel Farage, en la Eurocámara
ERIC VIDAL/REUTERS
Actualizado 11/01/2018 15:26:56 CET

LONDRES, 11 (Reuters/EP)

Nigel Farage, uno de los principales promotores del Brexit en Reino Unido, ha dicho este jueves que no vería con malos ojos la celebración de un segundo referéndum sobre la permanencia en la Unión Europea, argumentando que serviría para que volviera a ganar la opción del divorcio y se cerrara el debate.

"Quizá, solo quizá, estoy llegando al punto de pensar que deberíamos tener un segundo referéndum (...) sobre la pertenencia a la UE", ha declarado Farage a un programa en la cadena Channel Five. "Creo que si tuviéramos un segundo referéndum sobre la pertenencia a la UE acabaríamos con el asunto durante una generación", ha opinado el antiguo líder del Partido para la Independencia de Reino Unido (UKIP).

En su opinión, "el porcentaje que votaría a favor de salir la próxima vez sería mucho mayor que el de la última". Farage fue una figura clave tanto en la decisión de celebrar un referéndum en 2016 como en el resultado del mismo: 52 por ciento a favor del Brexit y 48 por ciento en contra.

También es partidario de una segunda consulta para confirmar la ruptura con la UE Arron Banaks, el cofundador del grupo activista a favor del Brexit Leave.EU.

"Si no actuamos ahora radicalmente, caminaremos dormidos hacia un falso Brexit, solo de nombre. Los verdaderos partidarios del Brexit han sido arrinconados y la única opción ahora es volver a las urnas y permitir que el pueblo grite desde los tejados su apoyo a un verdadero Brexit", ha sostenido en un comunicado. "Los partidarios de la salida ganarían de forma aplastante", ha augurado.

Preguntado sobre las declaraciones de Farage, el portavoz de la primera ministra Theresa May ha respondido tajante: "No habrá un segundo referéndum".

Los británicos permanecen divididos respecto a la idea de abandonar la UE. Algunos de ellos, incluido el antiguo primer ministro laborista Tony Blair defienden que se debería dar marcha atrás a la decisión, mientras que un grupo de diputados es partidario de que haya una segunda votación sobre los términos del acuerdo de divorcio con la UE.