Actualizado 07/12/2014 13:20 CET

Las FARC niegan su implicación en los asesinatos de indígenas en Cauca

BOGOTÁ, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han negado este domingo su implicación en los asesinatos de indígenas ocurridos en la última semana en el municipio de Toribío, en el departamento de Cauca (suroeste).

"Nuestras primeras averiguaciones indican que los hechos se originaron cuando milicianos indígenas colocaban pendones alusivos al tercer aniversario del asesinato del comandante 'Alfonso Cano'", ha dicho la guerrilla en un "comunicado de urgencia".

Según su versión, "fueron presionados por un grupo de la comunidad nasa encabezado por el gobernador, Esneider Gómez, que no solo se oponía a dicha actividad, sino que pretendió desarmar a los milicianos, luego de que éstos ya se habían replegado del lugar".

"Ante el desenlace luctuoso de un hecho que no merecía tal exacerbación, y que pudo resolverse mediante el diálogo, expresamos nuestro sentimiento de pesar y preocupación", ha afirmado el grupo armado.

Además, las FARC han aclarado que el comunicado difundido el pasado viernes, en el que supuestamente declara objetivo militar a los indígenas por "hacerle el juego" a militares y policías, "es apócrifo".

"Las FARC sentimos un profundo respeto, tanto por los pueblos originarios como por el conjunto de nuestros combatientes, muchos de los cuales también son indígenas, circunstancia que nos obliga a marchar en el rumbo de mantener las mejores relaciones de hermandad y convivencia empeñando todos nuestros esfuerzos", ha subrayado.

INDÍGENAS ASESINADOS

Los guardias indígenas, Antonio Tumiñá, Daniel Coicué y José Libardo Pacho han sido asesinado en los últimos días en acciones atribuidas por las autoridades locales a las FARC, dando lugar a una ola de condenas.

Desde el Gobierno, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, ha apuntado directamente a las FARC como responsables. "Esperamos que fijen una posición y rechacen esas acciones cometidas por sus integrantes", ha dicho.

Por su parte, el alcalde de Toribío, Ezequiel Vitonas, ha señalado que hay demasiada preocupación por estos hechos que se están registrando en los territorios indígenas y ha aclarado que las comunidades nativas solo actúan para proteger sus dominios, pero que no tienen un plan contrainsurgente.

Para leer más