Actualizado 09/11/2014 12:14 CET

Las FARC se unen al clamor para que los 43 'normalistas' mexicanos aparezcan con vida

BOGOTÁ, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se han sumado al llamamiento de la sociedad mexicana para "que aparezcan con vida" los 43 'normalistas' (estudiantes de magisterio) que el pasado 26 de septiembre desaparecieron en el municipio de Iguala.

   "Nos solidarizamos con el creciente movimiento social que exige el esclarecimiento de todos los elementos de este repudiable crimen y castigo para los responsables", ha dicho la guerrilla a través de un comunicado.

   Las FARC han considerado que "la desaparición y el posterior asesinato de los estudiantes obliga a redoblar la movilización y unidad popular en Nuestra América, para abrir senderos de paz, democracia y soberanía".

   "Resulta imposible hablar de democracia, paz o desarrollo cuando al tiempo se suceden hechos como éste", ha lamentado el grupo armado, que desde hace casi dos años negocia con el Gobierno de Juan Manuel Santos el fin del conflicto.

   "Colombia ha estado sometida a estas practicas de intolerancia y barbarie, impuestas por concepciones de defensa diseñadas por la estrategia dominadora de Estados Unidos para, el control continental, impulsados siempre en sectores oligárquicos que se apoyan en estructuras de terror parainstitucional para aniquilar alternativas políticas", ha recordado.

   Las investigaciones del caso Iguala dieron un vuelco el pasado viernes, cuando el procurador general de México, Jesús Murillo Karam, reveló que, según han confesado tres miembros de Guerreros Unidos que han sido detenidos recientemente, este 'mini-cártel' mató y quemó a los 'normalistas'.

   Murillo Karam informó de que se han localizado seis bolsas llenas de cenizas que "serán analizadas por especialistas internacionales", explicando que estas pruebas son "complicadas" debido a "la extrema calcinación de los restos".

   A pesar de ello, subrayó que "la investigación aún está abierta" y que la Procuraduría General de la República (PGR) seguirá trabajando con la hipótesis de que los 'normalistas' están desaparecidos hasta que se cierre el caso.

LOS HECHOS

   Los 'normalistas' llegaron a Iguala el 26 de septiembre para recaudar fondos para viajar a la capital mexicana el 2 de octubre con el fin de participar en la conmemoración de otra matanza, la de Tlatelolco.

   Ese día la esposa del alcalde tenía previsto presentar un informe de su labor al frente del Sistema de Desarrollo Integral para la Familia municipal y, ante el temor de que los estudiantes reventaran el acto, como ya había ocurrido en el pasado, el alcalde ordenó a la Policía actuar contra los 'normalistas'.

   Policías de Iguala, apoyados por agentes de Cocula, interceptaron a los jóvenes a la entrada del municipio y abrieron fuego, matando a uno de ellos y dando lugar a un enfrentamiento que se saldó con seis muertos y 25 heridos.

   Una vez controlada la situación, detuvieron a los 'normalistas' que no consiguieron huir, les condujeron en varios furgones policiales a los límites entre Iguala y Cocula y se los entregaron a Guerreros Unidos.

   A partir de ese momento se pierde el rastro de los 43 'normalistas'. Nada se ha sabido de ellos hasta las últimas revelaciones. Queda ahora el análisis de las cenizas y de los cadáveres de la veintena de fosas comunes halladas en la zona.

Para leer más